512 escritores | 275 obras |

Registrate ahora ¡Es Gratis!

Cuentos y Poemas

Alguien escribió lo que querés leer y está acá. Animate a escribir vos también.

Recordando

Por Uriel el 11 abril 2014
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Loading ... Loading ...

He estado toda una vida esperando

He tratado de amar sin condicion

Y lo he entregado todo

A cambio solo recibi traicion

 

Entonces como escribir la tristeza?

Y plasmarla en un pedazo de papel?

Si todos los recuerdos lastiman

Si las heridas no terminan de cerrar

 

Cada palabra es una lagrima de dolor

Y no basta llorar, y no basta creer

Que las lagrimas del corazon

Solo se secan con amor de otro corazon

 

Y es mas que necesaria la virtu de saber

Y entender cada sentimiento en una canción

Cada palabra cada ilusión

Iluciones muertas dia con dia si no estas tu

 

Como entonces soñar sin dormir?

Si la vida es como la misma muerte

Si cada dia tratamos de sobrevivir

Y con una flecha en este corazon

 

Sigue sufriendo tu ausencia como castigo de Dios

Y sin sentido sin mas razon que

Los recuerdos de ayer esos que aun duelen

Y sangran como si fueran nuevas y se renuevan con

Tan solo recordar que estas pero no a mi lado

 

Y no bastas tu con tu mirada

Ya heriste la flecha ya esta lanzada

Y aunque te aferres en tapar esa herida?

Me muero se que estoy muriendo

Y es peor cuando la recibes de quien

Tu nunca lo esperaste que quien mas amabas

 

Quizá entendamos que no basta nacer para ser hijos

O estudiar para ser maestros

Ciertamente la convicción y certeza de lo que necesitamos saber

Las respuestas ESTAN EN TU CORAZON

Mis Recuerdos

Por Uriel el 11 abril 2014
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Loading ... Loading ...

 

cuando quieras hallarme solo buscame en mi lugar favorito y vive de mis recuerdos por que ya no estare ahi para esperarte

 

cuando quieras amarme cobija entre tus brazos mis recuerdos y besa mi imagen en el viento

 

cuando aprendas que yo ,solo a ti te he entregado el alma trata de de retener mis recuerdos por mas tiempo y que tu corazon palpite por mi ausencia

 

cuando quieras encontrar cariño ,solo imagina que estas conmigo imagina a aquel que aun te ama y recuerda, solo recuerda que te amo

 

cuando algun dia grites a los viento mi nombre reza porque aun vivo y aunque aquel pequeño y distante momento en que te ame viven como ayer en mis pensamientos

 

cuando de los recuerdos olvidados te acuerdes inventa con el una pagina en mi pasado y en mi presente sabras que aun lejos de ti te amo como ayer te amaba

 

cuando sepas que ya no existo que te he abandonado para siempre no me reproches y en mi memoria guarda el calor de un beso ,aunque no te lo de sentiras en el viento el roce de mi alma

 

cuando amar te sea dificil cierra los ojos y deja que tu corazon decida el nunca se equivoca ,porque yo

no me equivoque contigo

 

tu recuerdo la llevare conmigo y tu imagen de niña vivira en mi mente y mi castigo sera quiza nunca mas volver a verte

 

y aquel lugar donde me busques ,procura no derramar una lagrima ,se feliz te lo deseo de corazon ,una pagina en tu pasado esta cerrado apartir de hoy habre otra y empieza a escribir tu misma pero trata esta vez de escribir sin cometer ningun error porque con la tinta que escribes los errores se pagan y aveces

suele ser con la vida…

Los Ojos Del Payanés

Por lamona el 10 abril 2014
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Loading ... Loading ...

El sol caía cada tarde desde el cielo naranja

Hasta los techos de las casas blancas

Hasta el campanario de la iglesia blanca.

La misma hermosura se repetía y se repetía

En ese pueblo de balcones antiguos,

En esa tierra de seductora tranquilidad.

 

Allí,  vi imponente  una oscuridad,

Tan intensa como la claridad de las mañanas,

Tan profunda como el río de los caucanos.

Eran unos ojos negros que saludaban,

que hablaban de solo bondad,

que mostraban la fuerza de un corazón.

 

Dios bendiga al dueño de ese negro,

Al ejecutor de notas graves,

Al cantor de melodías alegres.

Quiera mi Dios, que también es el suyo,

Volverle a ver más pronto que tarde,

Volver a temblar frente a  esa mirada.

 

Gracias al pueblo de ancestrales calles,

De puentes que humillaban,

De próceres que hicieron historia.

No tardare en pisarle de nuevo,

A reclamar a uno de sus hijos,

A aquél que desde marzo es mío.

El Gordo Arturo

Por pablotorres el 27 enero 2014
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

Tarde de quinta, amigos, cartas y risas. Era la reunión que repetíamos todos los años, la de los vagos, compañeros del colegio, algunos casados y dominados, y los presentes, los más atorrantes.
La consigna divertirnos sin parar el día entero, comiendo todo lo que se ponía en la mesa y tomando más de la cuenta. Especialmente el gordo Arturo que no media consumo, nunca eran dos; ni hablar si había empanadas, la docena era su número favorito. A la hora de tomar se transformaba su cara, inflada y roja, le brillaban los ojos. Su pose favorita las piernas estiradas y recostado sobre la silla. Su mano sujetando el vaso sin interrupciones y lo mejor; sus risas interminables no podían evitar que se levantara la remera que iluminaba su gran panza. Era un ser especial, sufría por sus padres de chico, pretendían sea medalla de oro, deportista de elite y para cerrar casarse con la mujer perfecta. Ya era obeso en el colegio y por supuesto no podía correr más de diez metros; marzo era su mes favorito para estudiar y nunca le conocimos una novia; pero sabíamos que ponía algún billete adecuado.
Ese día se excedió más de la cuenta, sus risas crecían al ritmo del alcohol y sus gestos se iban transformando. Dejo las cartas sobre la mesa y caminó hacia el alambrado; sus pasos temblaban como terremoto sobre la densa hojarasca de la primavera. Primero vimos patinar su pierna y después lo previsible, ese cuerpo grande y pesado volar por los aires para aterrizar lentamente como algodón.
Terminó acostado boca abajo, el paisaje era asombroso, sus brazos totalmente abiertos sobre el piso, y su pantalón caído mostraba claramente la raya del culo. Lo primero fue el susto, pero cuando escuchamos su risa corrimos todos encima y juntos nos tiramos compartiendo su gordo corazón.

Nostalgias De La Infancia ( De La Saga “charlas De Café)

Por neco perata el 26 enero 2014
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...

NOSTALGIAS DE LA INFANCIA

Buenos Aires hierve, estamos soportando un comienzo de verano agobiante, nos  estamos convirtiendo  en un país tropical. Mientras en América del Norte  están  viviendo unos de los inviernos más fríos de su historia,  los del sur nos derretimos en sudor . Será por eso que nos dicen sudacas ?..” Lo que mata es la humedad”, una frase reiterada en La Reina del Plata que tanto es aplicable para invierno como  verano. Y es verdad. La humedad ambiente es tan alta, que hace que el frio y el calor sean penetrantes y se te metan hasta los huesos. La sensación térmica, que le dicen, siempre está entre  cinco y  siete grados, sonbre o bajo la  real.

Pero mirá el spiche que te bato para prologar una de las charlas de café, que en este caso y en esta noche de verano, tiene lugar en la vereda del bar, porque los boliches de barrio no tienen aire acondicionado y adentro hace un calor de cagarse. En su interior solo queda el gallego en la caja y el mozo de mostrador, que también es gallego, como corresponde, pero no es dueño, aunque es posible que tenga algunos puntos en la sociedad, como también corresponde.  Las mesas, sillas, mozos y clientes  al aire libre, que siempre parece más fresco que el envasado. Donde la consumición tiene un recargo,” para pagar los impuestos de la Alcaldía”,  argumenta el patrón, que no reconoce  el termino Municipalidad y que a  los inspectores los arregla con cuatro pesos y un café con leche.

¿Pero qué me pasa hoy, que no entro en el tema ?…Me engancho en giladas, me voy al carajo  y la hago larga al divino botón.  Porque fíjate vos, que el tema no tiene nada que ver con el calor, la humedad, ni  los gallegos. Cuando vuelva a colgarme, chiflá para que la corte, pero  seguí  leyendo que ya viene el cuento. Con lo que tiene que ver, es con esta costumbre mía de andar dándole vueltas a las cosas.  Fue el que surgió, en la “Reunión se los Inteletuales”, cuando   el Beto le dijo a Cachila, que no se decidía a pedir gaseosa,  cerveza  o  café :

.- Dale boludo, tenés más vuelta que una calesita, vos…

Al pique se enganchó Copete, que tiene una particular habilidad para tirar centros y poner un tema en el área:

.- La…ca…le…si..ta !… Dijo como rumiando y agregó en voz alta para habilitar a todos:  Qué loco, oyeron lo que el Beto le dijo a  Cachila, “ tenés más vueltas que caballo de calesita”…

.- Yo no dije caballo…

.- Pero así es el dicho, boludo…

.- Sí, el dicho boludo, porque podría ser el avión, los autitos o los chanchos…

.- El dicho no se refiere a  los accesorios, sino al caballo que antiguamente la hacía girar,. ignorante.

.- Qué lo parió …Lo que uno aprende de los viejos !…

.- No me rompás las pelotas , quiero contar lo que pensé el otro día cuando paseaba por Alsina y vi las calesitas en las plazas,… ..

.- Siempre haciendo turismo de aventuras, vos. Dijo el Beto que tenía ganas de joder. .- Está bien, seguí  dale.

.-Sí, sigo y vos cortala que me tenés hinchados los higos…Cuando vi las calesitas llenas de pibes, pensé, que si alguien hubiera dicho, “inventé un juego para dar vueltas”, y mostraba el prototipo, se le hubieran cagado de risa y no habría nadie que se interesara en el proyecto. El pobre tipo sr hubiera ido arrastrando los fanguyos, derrotado  ante tantos “ no va a andar” .  Pero el tipo lo hizo y anduvo.  Tal vez porque no consultó a nadie, o que se yo…  porque así son las cosas simples que soñaron los genios, que perduran en el tiempo desde el anonímato.  Me hubiera gustado dar una vuelta, pero el pudor me lo impidió y me quedé mirando a los chicos, buscando en ellos el que fui.

.- Muy buena  reflexión , Copete. Te escuchaba y pensaba…no se entiende como un juego tan boludo, siga sobreviviendo en la era de la tecnología y la cibernética,  y se mantenga sin cambios en el tiempo, excepto el caballo. Que sea el juego colectivo más popular en los niños…y se me ocurre que no es solo un juego, que vendría ser un desafío, eso, el primer desafío. Como un test de la personalidad del niño. Porque, fijensé, ahí se manifiesta,  como en ningún otro caso lo que seremos en nuestra vida de adultos En este caso sacar la sortija, que sería, según Freud,  el objeto del deseo  movilizador del juego.  En él se vislumbra al luchador, que la pelea arriesgando una caída.  El seductor , que pretende conseguir el favor del calesitero con sonrisas. El simulador, que muestra desinteres , para dar el zarpazo oportuno del arrebato. El perdedor, que ni lo intenta, y un montón de otras actitudes dignas de un estudio del comportamiento del hombre social… Cerró su intervención Petete, un estudiante de psicología social, que chapeaba de sicólogo, semblanteando en el panel, el efecto de sus palabras.

.- ¿ Eso lo escribió “freu ?…Preguntó el Beto, con tono irónico.

.- ¿ Froid ?…Nó, eso pienso yo a partir de mis conocimientos analíticos.

Se siguió hablando del tema con nostalgiosos comentarios, hasta que cuando parecía que ya elestaba agotado, Cotolo, con la voz quebrada y los ojos llorosos dijo:

.-Los escuché emocionado. No saben lo que hubiera dado por vivir esa experiencia…

.-¿Qué, nunca anduviste en calesita, vos ?…

.- No, sí… Me lo pasaba arriba de la calesita. Pero nunca saqué la sortija…Mi viejo era calesitero…  Y se le cayó una lágrima.