Poema: Me Dejas Sin Aliento

Poema para esa chica tan especial y única para mí.

¿Sabes lo que me anima a levantarme

A cada día? … Es el hecho de poderte

Ver y escuchar tu dulce voz.

El deleite que tienen mis ojos

Al ver esa figura, el deleite de mis

Oídos a escuchar el sonido de tu

Voz y sobre todo tu sonrisa.

Pero… ¿sabes que me deja sin

Aliento?… Es tu personalidad, no me

Interesa si eres gordita, flaquita, lo que

Me deja sin aliento es tu “Originalidad”

Una personalidad con la cual quiero

Estar, abrazar y mimar.

Tal vez tengas algunas cicatrices o

Malos recuerdos.

Pero si tú me das la oportunidad…

Yo seré tu cura y guardián.

No necesitas maquillaje para que

Hagas latir mi corazón, ni menos

Operaciones que alteren tu imagen.

Solo necesito tu mano, comprensión

Y amor… Tu sola

Esencia me deja sin aliento…

Si tú ya supieras que para mí

Ya eres perfecta y única…

Si tú supieras que solo tu

Haces latir mi corazón.

Con este poema espero que

Comprendas porque cuando

Te acercas a mi… pierdo el

Aliento ya que tú me dejas

Sin él.

Bonita
Solo verte y mi corazón te siente.
Si te gustó, ¡compártelo!

‘Pisa Al Frente’

“Queridos señores queridas señoras
el planeta es muy grande para que sufran a solas, disfruta lo que vives, fortalece a los que lloran, se sincero cuando escribes y busca a los que añoras, si hay seres nuevos en tu entorno
pues un día los exploras para saber que sienten en el fondo y así confiar en quien valora, como ya lo dice el dicho lo bueno se demora, yo al que es malo lo desdicho y quien es bueno te asesora,
la vida es complicada ya que muchos la empeoran cuando deciden ir a malas o cuando el egoísmo les devora, tú intenta ser decente ayuda a quien implora y abre bien la mente para aprender del que mejora, en el mundo hay muchas armas y tú a veces serás una pistola pero nunca uses una bala para dañar a quien te adora.”

Si te gustó, ¡compártelo!

“Ilumina Tu Mente”

“Atento a lo que escribo no te muevas de la silla y si tu atención no la percibo aclárame lo que no pillas, yo no suelo ser furtivo aunque ponga unas comillas solo soy tan efectivo como lo era David Villa, rompe mil zapatos pateando a tus rencillas siete vidas tiene un gato
y la tuya no es sencilla, intenta ir a pie
o anda de puntillas aunque el destino de un revés y te golpee en las costillas, tienes que avanzar desclavar viejas astillas apoyar a quien va mal y ayudar al que acribillan, escucha al que razona oídos sordos a quien chilla y cuando algo esté en tu contra dale vuelta a la tortilla,
al enfermo se mejora con más amor que con pastillas y la existencia es muy bonita si fulminamos pesadillas,
Intenta encontrar luz aunque se fundan las bombillas porque la oscuridad es una cruz si la esperas de rodillas,
el futuro un ataúd, el pasado ya no brilla,
y el presente una virtud para crear tus maravillas.”

Si te gustó, ¡compártelo!

Descuento Solamente… (Experimental Neosurrealista)

DESCUENTO SOLAMENTE
(Experimental Neosurrealista)

Ese día… ¡Oh, sí!. Era más día que otro,
en la cabeza de una araña, con corbata,
aplaudiéndole a la estatua en la esquina.
Mientras tanto, el aire con temor comía
un cuchillo confundido con cucharas.
Sin gente, solo, un tablero gris había,
en el bar, donde una orca ahorca sogas
desenredando al morirse, mercurio, lejos
del aluminio en la pared, y ahí los sapos
nada saben del camello en las cocinas.
Menos las bocinas, más, plastilina caduca,
por el ultraje del trilobito y monolito,
con la fiebre del pastel, pasto pobre…

¿Será el fin?. Algunos piensan callados
los bordones en fuga, al fuego fingidos.
¡Qué la Historia será olvidada!
¡Qué el tiempo pasa muriendo!
¿Quién lo sabe?. Y…Quién ya murió.
Por el mar tragado en cuchara.
Y el tenedor, perdió lo que tenía un vaso.

Dejó de soñar un jabalí con su gorra.
La jirafa con sus manchas y diamantes
escudando lanzas sin hambre de tigres.
¡Ya los cocodrilos se sientan al fuego!
¡Ya los crean con pastillas y telarañas!
¡Ya los canguros nada roban por nada!
¡Ya los hacen virtualmente culpables!

Sin embargo, hay tantos, tantos no obstante,
predicando a la mísera miseria de perlas
y de alfombras en las jorobas hundidas
con millones con mentiras iluminando
al candil con soles nuevo. Vaya, vaya,
usted a saber del bramido del conejo.
Pues, creó, al palomar una colmena.

De melena cada madriguera es luto,
estoy seguro, las tijeras son halagos
al obsequioso abismo entre la yerba.
Al aire un zapato le aprieta
y le duele en la mejilla al automóvil
en calzones de estrellitas y panteones.
¡Sí lo sabrá la Historia!.

Bien leída, dice poco, de lo mucho
ignorado, mil millones de veces torcido
en los rincones que desayunan y saltan.
Con el sobresalto en la bujía.
¡Como crujía y soñaba su almohada!
¡Como alumbra una vela al sol!.

¡Pronto, pronto!. La cola ya no pega
y los helados son de piña escarlata.
Tan equiláteros, como sus cabellos,
como cuadrangulares, los topos besan.
Al abrir las piernas las terrazas lucen
más lentejuelas de cornetas amigas
con sus manualidades de cáscara
y durazno en guantes solitario.

Por las venas graves con lava.
¡Cada volcán tiene su fuego!
Escondido al desatarse los nudos.
¡Cada estación tiene su salida!
Tan evidente secreto como glándula.

Y el cepillo se traga letras en su tinta,
despulpando delfines comerciantes,
por las esquinas, y las pantallas apagando
al erecto saxofón, en el jardín desierto.

Míralo, siéntelo, en la cocina se baña
un alquitrán molido en salsa.
Verde verde, con el esqueleto del niño
ignorado por los colmillos azules,
y el rubí, oye música sórdido como siempre.

Al ver llorar los huecos que llegan,
al pasar los barrotes arcillosos podridos.
Más que nunca, más que como siempre,
orgullosos de su pesadumbre fermentada
en plácidas monedas… Billetes, simple polvo.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!

Elogiable Entereza… (Experimental Filosófico)

ELOGIABLE ENTEREZA
(Experimental filosófico)

En la roca la entraña se baña. ¡Porosa!.
De suspiros llena y rosa. ¡La roca!.
Sus nerviosas manos extendiendo.
Persuasivos pirueteados.
Y nada turba en el mar la brisa,
cazando a los minutos alevosos,
en la urna del misterio esquivo.

¡El eyecte ejerced!.
El embeberse enmenden.

En la ceniza desamparado,
el tiempo al olvido consume.
¡Tan pálido y perdido en el ayer!.
El desconcierto acierta en concierto.
Del ayer los sueños todos. Duermen.
Con la gracia sin igual del espejo.
¡Al ser flores de los confines!.

El enrede entretejen.
¡Enfrenen el emerger!.

La corriente besan los murmullos,
de la mísera paz dónde mueren,
y donde el anhelo se derrumba.
En la estatua desnuda descansando,
en la calma, sensual, teme al cristal.
¡Dúlcido y lento el nuevo día!.
Porque flores mañana y abrojos hoy vierte.

Al abarcar y abrasar.
Abaratan al acampar.

En tanto tenues al mutismo tejen.
¡Qué lóbrego el horizonte brilla!.
¡Cuánto color de oliva afila!.
En las pestañas conversa audaz,
una vez esmeraldas al tatuarse.
Las horas de pétalos al secarse.
¡En la orfandad del albor!.

Ese éter eleven.
El encele enerven.

¡Por dónde el precipicio escapa!.
Entre líricas palomas pródigo,
la eternidad ligera pende.
Hacia el silencio. ¡Y muriendo vive!.
En la dicha del salmón,
con el árbol iracundo.
En tanto alcanza el túnel.

Incidid, insistí.
Infringid, inscribid iris.

Al agua sin tener nada. ¡De sed!.
Y aún en la sed nadando.
Cuidando a la plaza el césped,
con la armadura y su ternura.
¡Porque dura lloviendo lancinante!.
La entereza que suma sombras.
Al virginal fulgor de los recuerdos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!

Alguien escribió lo que querés leer y está acá. Animate a escribir vos también.

A %d blogueros les gusta esto: