Oh, Lujuria!

Se cuenta de un monje q ya seguro murio
De su fe y su fuerza todos podian afirmar
Pero habia una prueba q queria vencer
Queria dominar la tentacion por la mujer
Pidio a las mas hermosas q tentaran su lujuria
Danzaron ante el los bailes mas afrodiciacos
Pero ni si quiera sintio curiosidad

Una bella tarde de verano
Caminando a favor del viento
A ella vio y su belleza neutralizó su marcha
Alli estaba bañada por el suave sol de atardecer
El cabello negro largo cubria su pecho
Su cuerpo perfecto y virginal
Sus ojos verdes como la perdición
Le miraban inocentes y pícaros

El monje no sabía q hacer
Ni siquiera se podía mover
Como si la mirada de la mujer
Lo obligara a quedarse
Ella se acercó y le abrazo sin por que
Y por primera vez sus adentros gritaron aleluya

Su corazón se estremeció
Su alma sintió un distinto despertar
La lujuria se confundió con la pasión
Semejante éxtasis no aguantó
Ambos chocaron en un beso ardiente
El monje se dejo llevar
Y ella con los ojos abiertos le hizo soñar

Al despertar del trance
La buscaba como un niño a su mamá
Pero todo lo que encontró de la mujer
Fue la falsedad de la lujuria
Que te hace sentir el éxtasis del aleluya
Traicionas toda la fe que tenías en ti
Pensando q al despertar ella estaría allí
Pero solo era lujuria confundiendo tu corazón

LLega sin avisar y crees que es amor
Al otro dia no importa ya
Pierdes mucho tras seguir la tentación
Puedes traicionar a lo que amas
Dejar detras la realidad
Pero al volver solo queda soledad

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.