Inmóvil Frente A La Nada

El crepúsculo reverbero en el filo del horizonte

Desplazando las tinieblas como el relevo

de una generación que ya no se esconde

Y ahí estabas…

Con vestido nuevo

Y los pies desnudos sobre las hierbas

Coherente con la quietud

Que siempre te caracterizo

Acariciando el paisaje verde

sin apenas moverte

Apuntaste tu mirada vacía hacia mí por unos segundos

Causando una singularidad espacio temporal

En  milésimas

Devoraste miedos e ilusiones sin discernir

Apostándolo todo al negro de tu pelo

Como una vieja iglesia medieval

En medio de Rotterdan

Me consumen las ansias

Por acariciar tus pómulos repletos de gracia

Por antonomasia

Eres perfecta como un

Drogadicto al que la primera raya no le afecta

Desde arriba vi tus ojos

Deshilando el cauce de mis delirios

Y sin pensar un segundo

Me lance a tus labios

A probar un poco de mundo.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.