No molestes (Poema)

No molestes,
yo solo quiero fumar tabaco
mientras escucho jazz negro,
llenarme otra copa de buen vino,
oler la mezcla de incienso, cuero y libros viejos
que ambientan mi salón de los años cincuenta,
ver cómo la luz del proyector de cine
se fusiona con el humo del segundo cigarro,

acariciar al perro,
mancharle el hocico de tinta negra, y diferenciarla,
enroscar la pluma, comprobar que está rota,
sacar mi antigua máquina de escribir
del baúl de los recuerdos,
llamar a la musa,
sentir su presencia,
comenzar la introducción de un poema,
y…

Huir de la imaginación,
volver a dos mil diecisiete,
frente al portátil,
en el salón de casa,
sin jazz, ni libros viejos,
sin perro, ni buen vino,
a solas, dando otra fuerte calada
y deseando que nadie me moleste.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario