Mi vida es tuya

Me miras al los ojos,

pero tus labios no pronuncian mi nombre.

Siento tu cuerpo en mis manos,

pero mis sentidos se turban.

 

Y es en este instante,

donde los segundos se hacen eternos,

cuando mis labios y los tuyos

se funden en ese beso candente,

donde nos fundimos tu y yo.

 

Mis labios recorren tu cuerpo

y el tiempo se paraliza.

No importa el pasado,

y menos el futuro.

Sólo pienso en disfrutar el presente.

 

Dame tu mano y sueña.

Dame un segundo para convertirlo en eternidad.

Pero sobre todo dame tu vida entera.

Pues la mía,

es toda tuya ya.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario