PRISIONERA

Quizás, haya olvidado.
que estuve enamorada de tí,
mas sigo de tus verdes ojos prisionera,
y mi corazón y mi mente, aún te recuerdan.

Quizás, haya olvidado,
las horas de amargura,
que por tí pasé en mi cuarto,
pero nunca olvidaré,
el cálido sabor de tus abrazos.

Quizás, ya no recuerde,
que te amé como a nadie había amado,
pero mi cuerpo insiste
en vibrar cada vez que me acerco a tu lado.

Quizás, haya olvidado,
lo mucho que soñaba con tu amor,
pero no olvido tu rostro,
que quedó en mi alma profundamente grabado.

Quizás, haya olvidado,
lo absurdo que es,
pensar en tí de esta manera,
pero es que sigo estando,
de tus ojos verdes prisionera.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.