Los Placeres de Entenderse

Ante el sol y su admirante resplandor,
Palabras y sensaciones se entrelazan con una canción
Un alma caída en el desparpajo y desenfreno,
Admira pues su hermosa destruccion.

Abandonado por el recuerdo de aquello que fue y nadie sabe sí será
El disfrute de antaño en una conciencia melancólica
Y el humo se despide desde lo alto
Cenizas caen perplejas
Seguidas por lagrimas sin desasociego
Producidas por un canto.

La maldad existe solo por satisfacción
Alegría y trizteza se agarran de la mano
Danzan por valles que te ofrecen travesuras
Con diferentes dioses terrenales.

Todo se disparce en inocencia
Una bienvenida a la conciencia
Encontrando la respuesta de aquel: Por que?
Que es eterno y sin solución.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario