Mi vida

Ay! ay! mi vida, mi sangre, mi mente.

Yo no sé qué haría un día más sin verte!

La verdad; yo te extraño no te saco de mi mente.

Cada día que pasa, yo sueño con verte.

 

Extraño tus ojos, tus manos, tus besos;

Sueño con el día de volver a tenerte,

Aunque lo que más extraño son tus consejos;

Esos que me dabas junto a tus besos.

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario