Y por un momento

Hoy te admiro tan fuerte, tan cierto
que te miro dentro, y cuando te miro dentro
siento que vuelo lento con el viento.

Y por un momento, me miras tanto,
te confieso estar al borde del infarto
te oigo alto, siento tu aliento.

Tu tacto, tu encanto, mi sustento
me faltas mucho, también el tiempo,
en el azul de tus ojos el mar contemplo.
Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario