Noches De Verano

Pagina cuatro

Hoy mi habitación se ha convertido en un lugar mágico, es el lugar donde puedo  recordar cada segundo contigo, cada vez te siento mas cerca. Es impresionante lo que me haces sentir sin haberme siquiera besado, es simplemente esa mirada, esas tiernas caricias en mi mejilla. Estar contigo significa amar con el alma, es algo más allá de lo físico. Tampoco son necesarias las palabras, es solo sentir tu respiración cerca, me dejas esa emoción de media noche, que no te deja dormir por la expectativa de que algo muy bueno va a suceder.

Una vez te hable acerca de las noches de verano, de lo que producen en mí; imagina estar bajo el efecto generado por la mezcla del sonido del viento entre la hierba y las hojas de los árboles que cantan a la luna, ese viento que esta al tibio perfecto como para ser agradable sin sofocar, el agua de un arroyo más allá uniendo su sonido a una fogata que acoge a su vez conversaciones relajadas, desprevenidas, distraídas por la inmensidad del paisaje.

Paz de una melodía, sonrisa de emoción explosiva, horas en tu cama en las que puedes sentir que puedes observar el cielo estrellado con los ojos cerrados, atravesar el techo y salir volando de felicidad por la calma… es un sentimiento único. Todo se reduce a un segundo de estar  a tu lado, es eso tan simple, tan hermoso, tan exquisito, aun en invierno eres esas cálidas noches de verano llenas de todo lo que me vuelve loca, todo lo que me gusta, todo lo que amo.

A veces no crecer en ciertos aspectos lo encuentro algo positivo, yo jamás deje de sorprenderme como una niña, y tampoco deje de tener expectativas inocentes de que algún día no me costaría más de la cuenta ser yo misma, siempre soñé con que estas noches de verano fueran una persona. No se en verdad que vaya a suceder en el futuro, quizá nunca me beses, pero admito que nunca voy a poder negar que eres ese alguien, sabes a noches de verano, te sientes como una emoción, eres lo mas hermoso que me ha tocado contemplar.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario