Palabras

Todo iba muy bien,

el día amaneció normal pero tenias que hablar

para  empezar a llorar.

Las palabras ofenden al momento nadie lo puede notar,

duelen en el alma como lava de volcán,

te empequeñecen, te hacen llorar

y se te quedan en la mente y no las puedes borrar.

Y al final solo quedan las lagrimas, el dolor y el sufrimiento

que busca un perdón.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.