A La Interperie.

A la luz de la luna,

Una estrella iluminó mi 

pensamiento,

desesperado y con dudas,

como un ciego sin sentir el viento;

Llegué a mirar tu sensatez,

prosa dulce y volátil, 

vigorosa como la fe

en tus mejillas, cinceladas

como un vino del ayer;

Pensar es inútil

si estás junto a mí,

Es poco más útil, 

volar junto a ti.

Pero es una superstición

que trajo una estrella

que miró tu bendición, 

y te llamó doncella.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.