Carta de Amor ?

  1. No sé cómo empezar, nunca supe cómo hacerlo. Tampoco sé si esto es una carta de Amor o solo un descargo emocional para sentirme mejor. No sé bien que es el Amor, no sé si alguna vez lo tuve en frente, no sé.
    Si empiezo por el día que la conocí voy a desear volver una vez más, no quiero eso, ya no, no es que no quiera volver a ese día, si que quisiera volver, imploro volver, suplico volver. Lo que no quiero es volver a caer en la ilusión, en un Mundo inventado por mi cabeza rodeada de una imaginación incalculable. Me hace mal pensar de esa manera. Me torturo, me castigo a mí mismo con esos pensamientos. Pero paradójicamente ese Mundo ficticio donde ella es mi Princesa, se vuelve esencial para mí existencia.
    Y si empiezo por el final ¿?. No, no creo en que el final, nuestro final haya llegado..
    Además ni siquiera recuerdo con muchos detalles nuestro “Final” pero estoy seguro que se morirían de tristeza, lástima o pena. Porque eso es lo que transmite mi Historia con ella, Pena por un pendejo que no se animó a jugársela por lo que más quería y dejó el turno a otro que venía atrás, dejando pasar un tren que le pedía a gritos, o más bien a bocinas que se suba.
    Si no me la jugué fue porque ni yo sabía lo que quería, y no quería lastimarla, sabía y sé de lo que soy capaz, por eso me invade el miedo de avanzar y que me pueda ir bien, tan bien que algún día, seguramente, la voy a cagar.
    Quisiera recuperarla como si algún día hubiese Sido mía.
    Suponer que estás con otra persona me hace enloquecer por dentro, sabiendo mantener la estabilidad por fuera con actitud y personalidad.
    Saber que estás siendo felíz con él me convence cada día más de que cometí un error gigante al dejarte ir. Con el tiempo me daré cuenta si ese error fue el más grave de mi Vida o solo estoy exagerando, en fin y al cabo nunca lo sabré, porque todo lo que viví con ella fueron solo momentos insignificantes e incompletos. Creo que nos dirigimos muy pocas palabras personalmente como para que nazca un Amor tan profundo, esto garantiza más a una simple obsesión que a un sentimiento verdadero.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario