A TU FRANCA PALABRA

A TU FRANCA PALABRA

 

Conserva lo espontáneo de tu acento

y deja que haya música en tu voz

sonando con el mismo sentimiento

con que cantan los ángeles a Dios.

 

Que nunca tu verdad acabe en cuento

ni en tu vocabulario haya el adiós.

Que más allá del mar tu pensamiento

sólo tenga lugar para los dos.

 

No quepa en tu lenguaje un testamento.

Me place y me complace tu argumento

que también me lo expresas con tus besos.

 

Sencilla tu palabra, limpia y franca,

no es ave de colores sino blanca

paloma que me halaga sin excesos.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.