El Viaje Mas Largo

El Viaje Mas Largo.

El viaje es tan reseco como el agua de los lagos,

El camino es tan blando como en crujir de hojas,

El miedo entraba misterioso por la tranquila inquietud de los arboles del camino,

Sentí como el camino gritaba y lamentaba mi presencia,

Estaba tan cansado que todo parecía al día en que las estrellas caen sobre el cielo.

Las aves se estremecieron al sentir la cálida acogida del viento frío y desolador de la montaña.

Donde los pinos crecen de manera lenta y orgullosa amontonándose a lo largo del cruel sendero de desolación ,

Casi al caer la noche paso por la intranquila quietud de todo el rastro de seres que habitan silenciosamente la soledad,

Es como un canto de la luna sobre la altura del follaje verde azul de la gran arboleda somnolienta del sitio

Camino de prisa junto al riachuelo grande y profundo donde los tímidos y valientes peces nadan en su tranquilidad,

Esos peces de multicolor sienten como la noche envuelve detrás del charco de esperanza al cual llegara la luz del nuevo amanecer y yo solo sonrió.

La vereda serpentea entre la obscura neblina cálida y gélida que golpea alas verdes plantas con su escalofriante espada,

Las laderas de esta cuelgan a la par del largo camino que grita como advertencia de llanto del agua que la acompaña en el terreno,

El viaje es tan reseco como el agua de los lagos,

El camino es tan blando como en crujir de hojas,

El miedo entraba misterioso por la tranquila inquietud de los arboles del camino,

Sentí como el camino gritaba y lamentaba mi presencia,

Estaba tan cansado que todo parecía al día en que las estrellas caen sobre el cielo.

Las aves se estremecieron al sentir la cálida acogida del viento frío y desolador de la montaña.

Donde los pinos crecen de manera lenta y orgullosa amontonándose a lo largo del cruel sendero de desolación ,

Casi al caer la noche paso por la intranquila quietud de todo el rastro de seres que habitan silenciosamente la soledad,

Es como un canto de la luna sobre la altura del follaje verde azul de la gran arboleda somnolienta del sitio

Camino de prisa junto al riachuelo grande y profundo donde los tímidos y valientes peces nadan en su tranquilidad,

Esos peces de multicolor sienten como la noche envuelve detrás del charco de esperanza al cual llegara la luz del nuevo amanecer y yo solo sonrió.

Todo parece palidecer a lo largo como una raya en medio de un dibujo perfecto de un artista,

Después de la verdad en lo profundo del lugar se ve el resplandecer del sol

El la montaña suena la sirena de la cascada de la subida que cae en la bajada,

El viaje es tan reseco como el agua de los lagos,

El camino es tan blando como en crujir de hojas,

El miedo entraba misterioso por la tranquila inquietud de los arboles del camino,

Sentí como el camino gritaba y lamentaba mi presencia,

Estaba tan cansado que todo parecía al día en que las estrellas caen sobre el cielo.

Las aves se estremecieron al sentir la cálida acogida del viento frío y desolador de la montaña.

Donde los pinos crecen de manera lenta y orgullosa amontonándose a lo largo del cruel sendero de desolación ,

Casi al caer la noche paso por la intranquila quietud de todo el rastro de seres que habitan silenciosamente la soledad,

Es como un canto de la luna sobre la altura del follaje verde azul de la gran arboleda somnolienta del sitio

Camino de prisa junto al riachuelo grande y profundo donde los tímidos y valientes peces nadan en su tranquilidad,

Esos peces de multicolor sienten como la noche envuelve detrás del charco de esperanza al cual llegara la luz del nuevo amanecer y yo solo sonrió.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario