Insomnio

la noche esta nublada y el frió recorre por mis ventanas
no esta el fuego de tu mirada arrolladora y tus besos sabor a café
que me envenena en el invierno las dulces noches en vela y me espera porque soy la única que lo desespera y no le ruega
porque sabe que soy su dueña cuando quiera y no hay quien lo quiera a su manera tan tierna y se revela como arte , no paro de mirarte si al verte me quedo inerte en tus delirios y gemidos y gritos
no paro de darte , darte todo sin quedarme con nada por es así como uno se asemeja con las cosas bellas que solo se sienten sin saber explicarlo tan solo experimentarlo un rato que me lleven al cielo y me eleve como el viento y no me freno en este instante sosiego.

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.