Soy Un Muerto Enamorado De La Vida

Soy un muerto enamorado de la vida,

Enamorado del palpitar del corazón,

Aun cuando tengo el pecho vacío;

Enamorado del recuerdo y la razón,

Aun cuando vivo en el olvido,

Suena raro, pero soy una existencia atrevida.

Contemplo en las noches las estrellas,

y veo las constelaciones más bellas,

pero tengo los ojos ciegos y distantes de ellas.

Oigo en las mañanas las aves,

Y escucho sonidos dignos de altares,

pero tengo los oídos sordos y ausentes de esos cantares.

Olfateo en las tardes las flores,

Y huelo los más exquisitos olores,

Pero tengo la nariz tapada y si me escapan aquellos señores.

Soy un muerto enamorado de la vida;

que se escurre entre mis manos,

se desliza entre mis labios,

y se esfuma al mirarnos,

escapa de mi pues mi alma está vacía.

Pero es un hecho de estoy enamorado de ella,

de su cálida sonrisa de su tez tan bella;

sigo esperado una caricia de sus tiernas manos,

y un beso de sus suaves labios.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.