Sin Rumbo

El dolor, es una isla que no tiene ni mar ni océano a su alrededor, pero que ha medida que va creciendo, se va formando un mar de lágrimas, en cual, en una orilla de aquella isla, se ve como un barco de esperanza surge de aquellas aguas, y su combustible de Buenos recuerdos. Decides huir de aquella isla, con rumbo a una nueva la cual llaman felicidad, pero en medio te das cuenta que el barco ya no tiene combustible, no tienes suficientes buenos recuerdo, y tu esperanza de llegar a la felicidad o cualquier otro lado se acaba, y tu barco se va hundiendo poco a poco, hasta que cuando ya estés apunto de ahogarte en tus propio mar de lagrimas, llegará alguien con el mismo rumbo hacia la felicidad, y te dejará entrar en su barco, y cuando ya tengas un nuevo barco con combustibles que formaste con esa persona, tendrás que elegir, entre, seguir tu destino inicial, o, ir sin rumbo alguno que aquella persona, si decides ir a tu destino inicial y alejarte de esa persona, nunca llegarás a la verdadera felicidad porque la hubieras dejado ir, pero si decides ir sin rumbo con aquella persona, no solo ya habrías llegado a tu destino, también podrían viajar a donde quieran cuantas veces quieran, porque al lado de esa persona, todos lo momentos, serán buenos recuerdos.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario