Te Esperé Delirio Febril

Te esperé delirio febril
¿Cuanto tiempo? No recuerdo
la espera ha sido larga como beso tirado al viento.

Viento que mueve las ventanas de telarañas
cubiertas por las tempestades del alma
y arrincona tu esculpido cabello suelto enredado en las mesetas
de bronces y mampostería de plata.

En el mar peces redimidos como cristal pulido
le arrancan un sortilegio a este verano coloreado
en la retina e iris de tus ojos pedernales.

En tu cuerpo esbelto me recreó y floto en el aire
como carro tirado por caballos alados
y aprietas con ganas la raíz del frondoso castaño.

Lejos del redil donde nadie nos observa
y la calzada duerme en la tierra mojada
del campo alegre volveremos a existir
del suelo nos levantamos y nos fuimos
a perseguir mariposas monarcas.

Si te gustó, ¡compártelo!

Un comentario sobre “Te Esperé Delirio Febril”

  1. Gracias a todas las personas por leer el escrito. De mi… un profundo agradecimiento. Saludos

Deja un comentario