Rasgos De Sangre

Capitulo 2
                       Ataque inesperado

Una vez en la enfermería, todos fueron atendidos de sus heridas, Meris era quien peor estaba, con las costillas fracturadas debía tener reposo durante mucho tiempo, Rubent por su parte no estaba tan mal y al igual que Ross ya había sido curado de sus heridas.
Mientras Ross estaba en la enfermería caminó un poco a través de las camillas y se encontró con Hasuka. Al verla se dio cuenta de por qué había aprobado, pues aunque estaba muy golpeada, no tenia heridas grabes y además se estaba recuperándo de las pocas heridas que tenia de una forma sorprendente.

– ¿Hasuka?

Está volvió la mirada hacia Ross quien tenia un rostro de sorpresa.

– Hola Ross.
Comentó Hasuka con una expresión despreocupada.- supe que aprobaste el examen para entrar en el CDPE, felicidades Ross.

– Gracias Hasuka, tu también aprobaste según sé, es un gusto tener a una compañera como tu dentro del grupo especial del CDPE.

Hasuka era una chica callada y nadie conocía su poder por lo cuál fue una sorpresa que aprobara el examen, sin embargo aunque no se notaba en el momento que Ross la vio, ella estaba más herida que Meris pues recibió golpes y heridas mortales en el intento de aprobar el examen. Durante el simulacro de combate los encargados se mostraban cautelosos para no herir de gravedad, sin embargo Hasuka atacó con todo causándose ella misma grabes heridas pero eso no era de preocuparse pues la habilidad morfologa de Hasuka era la auto curación, siendo capás de cerrar heridas grabes en cuestión de minutos, una vez que los encargados del examen se dieron cuenta de su habilidad la sobre esforzaron al máximo pero Hasuka resistió y así logró aprobar.

Después de una pequeña charla sobre como les había ido en el examen, Ross tuvo mas que claro cual era la habilidad de Hasuka. Al terminar de charlar Ross salió de la enfermería y se encontró con Arturo, quien al igual que él iba saliendo del lugar.

– Fue duro ¿no creés?, aún sin ser un combate real creí que moriría en aquel sitio.

– Tienes razón, de no ser por Draydur quizá habría terminado en un peor estado. Todos ellos son excelentes combatientes y tienen mucha experiencia.

– si pero. Me da la impresión de qué nos atacaron con todo, de modo que nuestras habilidades son muy similares a las de ellos, ¿no lo creés Arturo?

Arturo miro a Ross sorprendido por sus palabras, pues él no creía que ese fuera el poder máximo de sus superiores, pero tambien daba crédito a Ross en su conclusión pues los ataques  recibidos en la practica de combate se habían sentido muy reales.
Justo en medio de aquella conversación entre Ross y Arturo, se escuchó un estruendo y a lo lejos, en el extremo norte del bosque donde se encontraba la entrada de la base, se divisaban unas nubes de humo. De inmediato sonaron las alarmas y todos supieron que estaban bajo ataque.
Era el peor de los momentos, estaban heridos y los exámenes aún no concluían. Sin embargo no era momento de preocuparse por eso, sino de atacar.

Ambos corrieron de inmediato a ponerse sus equipos, en el camino se encontraron con Chibico y los demás comandantes.

– Todos al frente, protejan a los heridos por los exámenes. Se terminó la practica los grupos que faltan por pasar, vallan a combatir estamos bajo ataque y esto no es un simulacro, esto es real.

Las palabras de Chibico lo dijeron todo. Arturo regresó en poco tiempo y Ross al verlo no dudó en pedir de su ayuda.

– Arturo!!!, ¿crees que podrías transportarme contigo?.

– Lo siento amigo, solo puedo transportarme yo, no podría con otro cuerpo podría salir mal y además nunca lo he intentado.

– Pero puedes transportar tu armadura y tus cosas, al menos podríamos intentar.

Arturo accedió a la petición de Ross y este para facilitarle las cosas despojó su cuerpo de todo peso, para que fuera solo el peso de la armadura y sus armas lo que cargase Arturo.
Ambos se transportaron y llegaron unos metros antes de donde se había producido la explosión, en el lugar había cuerpos de soldados morfologos y se escuchaba que estaban en combate muy cerca del área. Ross tomó su armadura y se la puso de inmediato corrieron hasta dónde estaban peleando sus compañeros, y de pronto de entre los arboles un chorro de agua  con gran presión capas de derribar y cortar varios arboles a su paso los atacó.
Arturo se transportó de inmediato a un lugar seguro y Ross a su vez aligeró su peso y saltó lo más lejos que pudo de aquel ataque.

Para continuar leyendo vaya al enlace qué se encuentra en los comentarios

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.