Rasgos De Sangre

Capitulo 4.-
Emprendiendo el camino
a la base central

Había pasado un mes ya desde el ataque a flower  y las heridas de todos habían sanado por completo, o al menos las heridas físicas, pues las emocionales habían dejado una marca inexorable.
Se creó el escuadrón tal y como lo había ordenado el cuartel general de Tarot, y emprendieron marcha a las inmediaciones del bosque, algunos morfologos de rango 10 habían sido enviados a cada base con el objetivo de hacer que los escuadrones llegaran a salvo hasta las inmediaciones de la ciudad portuaria de Tarot.
El camino era muy largo, debían cruzar a través de el bosque hasta llegar a la ciudad portuaria más cercana: Cosmek, en dónde se encontraba una base marina llamada Rouf y desde donde abordarían un galeón de guerra de clase dos.
Emprendieron marcha, dejando atrás a muchos amigos que se quedarían en la base, Arturo había sido elegido para quedarse en la base y resguardarla, sin embargo este se negó a la petición y pidió ser trasladado, teniendo en mente dos objetivos, proteger a Hasuka y vengar a Butter.
El líder del escuadrón era el coronel de rango 10 Crotust, quien tenia la habilidad de volar ( a 10 metros desde el nivel del suelo), y era capaz de alcanzar velocidades increíbles (hasta 6 kilómetros por hora), él y su hijo que era capitán rango 8 y estaba en la base de las ciudades del éste, la base de Greace, eran los únicos morfologos con esta valiosa habilidad siendo su hijo capas de volar a mayor altura (15 metros) y con una mayor velocidad (8 kilómetros por hora).
Gracias a su habilidad morfologa, Crotust tenia la ventaja sobre el enemigo, pudiendo espiar sus movimientos desde el aire, esto y sus habilidades en combate eran lo que le hacia ser rango diez y además uno de los 9 coroneles de todo el ejército morfologo.
Debido a esto el tenía la tarea de vigilar los alrededores durante el camino hasta Cosmek.
Las ordenes eran llevar al escuadrón a salvo hasta Tarot, pues se esperaba un segundo ataque a la base y probablemente se encontrarían con el ejército en el camino, eso suponía un problema, pues con solo 200 soldados no podrían dar pelea a un ejercito de aproximadamente 500 elementales, y aunque la base se había reforzado  también estaba en peligro por lo qué la habilidad de Crotus era indispensable en está misión.
Un día completo pasaron internados en el bosque sin que hubiera noticia del ejército enemigo, sin embargo Draydur no sentía normal la situación. Según los reportes de los otros ataques a las bases morfologas, los elementales solían dar dos ataques en un lapso de un mes o menos, esto con el objetivo de tomar debilitados a los soldados de la base pues con los heridos del primer ataque recuperándose y sin tener muchos refuerzos era más fácil tomar la base, pero algo era diferente está vez, no habían atacado y no había rastro alguno de algún campamento elemental en el bosque.
Durmieron y solo algunos hicieron guardia turnándose dos horas cada uno para vigilar, pues debían seguir con el camino al amanecer.
Por la mañana del segundo día mientras Crotus patrullaba por los aires, notó vestigios de un asentamiento. De inmediato fue al lugar y al comenzar con la exploración se dio cuenta de la grave situación. El ejército enemigo había creado una emboscada. Usando alguna clase de rasgo sanguíneo no registrado habían logrado hacer túneles debajo de la tierra para así no ser detectados pero justo mientras estaba llegando a esta conclusión un elemental bestia apareció detrás de él, por suerte gracias a su experiencia en batalla, Crotus estaba esperando algún ataque del enemigo quien seguramente estaría vigilando sus movimientos desde el momento en que aterrizó en el lugar. Al sentir la presencia del elemental, Crotus dio vuelta e intento emprender vuelo para evitar el ataque, sin embargo las piernas de Crotus se habían hundido en fango que posteriormente se volvió solido dejándolo a merced del ataque de aquel elemental cuya habilidad era transformarse en un hombre cocodrilo, con una particularidad algo extraña, pues su cola parecía tener escamas filosas lo cual la convertía en un arma muy peligrosa, con la cuál se dispuso a dar su ataque aunque fallando por poco pues aunque Crotus se inclinó para evitar el ataque con la cola del hombre cocodrilo, este había golpeado el pesado casco de metal del morfologo, logrando abrirlo de un lado consiguiendo así hacer un corte aunque no muy profundo ni de gravedad, justo en el lado izquierdo de la cabeza de Crotus, este se apresuró e hizo lo posible para escapar del suelo que se había transformado en fango y se había tragado sus pies hasta la altura de la espinilla. Crotus tomó su espada y atacó al elemental mientras seguía luchando por desenterrar sus piernas, aunque sin éxito pues entre más intentaba salir de aquel lugar, más parecía hundirse en el sitio, supo entonces que esa habilidad era con la que se habían creado los túneles subterráneos y que no podía ser de un elemental común, por lo que un nivel 10 estaba seguramente detrás de todo. Con esa situación en mente se despojó de las botas de su armadura hechas de metal que llegaban hasta un par de dedos debajo de las rodillas, y de esta forma pudo por fin salir de aquella trampa que se tragó lo que restaba de las botas sobre la superficie, de inmediato voló de vuelta a donde se encontraba el escuadrón, pero el enemigo ya había llegado también hasta ellos y se encontraban en pleno combate.
Draydur ya había hablado con todos sobre un posible ataque sorpresa, por lo cuál todos estaban preparados para ello, y se había enviado a Arturo por los refuerzos a la base de Flower, con el objetivo de que llegaran de inmediato y tal como se esperaba Chibiko y Arturo habían llegado lo más pronto posible, gracias a eso el campo de batalla aún no favorecía a nadie. Crotus aterrizó justo al lado de Chibiko que se encontraba peleando con quien se encontrara a su pasó y no fuera aliado.

– ¡Chibiko!, tenemos un grave problema, hay un elemental nivel 10 comandando este ejercito, por su habilidad deduzco que podría ser más fuerte que yo en un combate cuerpo a cuerpo.

– ¿Cuál es su habilidad elemental?

– Posiblemente sea convertir las cosas en fango, atrapó mis botas en fango que se volvió a convertir en el suelo sólido del bosque.

– Conozco esa habilidad, no es fango, es una de las habilidades más poderosas de los elementales. Esos hijos de puta enviaron a uno de los 6 generales a tomar Flower.

– ¿Pero si no es fango qué es?

– Espero estar equivocado, pero podría tratarse del general Graant, si es él estamos en problemas, su habilidad es modificar la consistencia natural de las cosas puede transformar lo que toca en sólido, liquido o gaseoso, si te toca te convertirá en un muñeco solido sin vida, un enorme charco de material orgánico o incluso podría evaporarte transformando tu cuerpo en gas.

– ¿Cómo puede ser posible que exista una habilidad elemental tan atroz?

– Sus razgos sanguíneos fueron modificados, solo que nadie sabe cómo. Se rumora que Graant fue creado por alguna habilidad elemental capaz de modificar y activar los genes heredados por cada individuo de sus generaciones pasadas, logrando potenciar al máximo sus rasgos sanguíneos.

– Chibiko, esta pelea no la podremos ganar si es un general.

– Quizá tengas razón Crotus, pero si no podemos ganar por lo menos podemos salvar a la gente del pueblo. Busca a Arturo y dile que vaya con Chop y le de mi orden de evacuación, que todos en el pueblo salgan. Sólo nos quedaremos a pelear todos los miembros del CDPE disponibles, los demás que evacuen y protejan a los ciudadanos hasta que lleguen a Cosmek, y que se resguarden ahí.

– Me parece un gran plan, piensas rápido Chibiko.

Crotus de inmediato buscó a Arturo y le dio la orden de Chibiko para que se la llevara a Chop.

En el campo de batalla Draidur y Giannina la estaban pasando muy mal, dos elementales de fuego estaban causando estragos en estos.
Mientras la conversación entre los líderes del regimiento se gestaba, Giannina y Draydur peleaban contra dos elementales nivel seis, ambos del elemento fuego, y capaces de envolver sus cuerpos en llamas las cuales al dar golpes con sus cuerpos encendido causaban quemaduras graves. Las armaduras de metal no ayudaban tanto, pues al calentarse se pegaban a la piel empeorando la situación y además de sus habilidades elementales, también estaban armados con dos cuernos de bestia del bosque cada uno.
Draydur fue el primero que decidió atacar al ver que Giannina estaba en problemas, tomó sus cuchillos de combate…

Para continuar leyendo visite el enlace


 

Si te gustó, ¡compártelo!

Un comentario sobre “Rasgos De Sangre”

Deja un comentario