Quizás no debería ser tan porfiado,

pero aunque la indiferencia reine en tus ojos

y la esperanza me deje aquí tirado…

No dejare de buscar tu mirada…

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.