23 De Agosto De 1969 Una Fecha Inolvidable

No imagino lo que viven al mirar hacia el pasado, como fruto de esta unión, muchas guerras han peleado, hemos crecido con su entera bendición, ya se fueron los juguetes, se ha borrado nuestra infancia, pero tu te comprometes, aunque estés a la distancia, es un apego incomparable, uno amor incalculable, esos chiquillos ya se fueron, sus historias permanecen, perdón si al volar les dolieron, pues llorar no lo merecen, se van perdiendo en el tiempo mis años, se van quedando muy lejos, como añoro sus abrazos y regaños, y el caudal de sus consejos,

con mis alas rotas, tuve que volver al nido, a enfrentarme a mis derrotas, por haberlo permitido, hoy he vuelto a ver su rostro, sonriéndome al despertar, son mi fuente y suministro, pues me quieren levantar, cuanto brillo veo en sus ojos, me recuerdan que es verdad, sus sonrisas sus enojos, llenos de sinceridad, lo que capto en su mirar, cuando me miran salir, que no se van a cansar, ….¿que mas se puede pedir? Aquí te espero mas tarde, me dicen los dos en coro, no pretendo suene alarde, les preocupa si demoro, oír su voz es un placer, me preguntan al volver ¿que tal te fue en el trabajo? , me preguntan muy atentos, si me notan cabizbajo, no dejan que naufrague en los intentos, y veo crecer mi deuda, con este par de ángeles a quienes llamamos Papas, mas que hijo en su haber no se siente mas en deuda!, si haciendo cuentas nos dan demás, han dedicado su vida entera, a crear luz donde hay oscuridad, por mi parte yo quisiera, compensar por su bondad, por tantas cosas gracias una vez mas, han visto pasar la vida muy pendientes de sus hijos, de su boca no he escuchado un renegar jamas, pues han resultado ser dos perfectos escondrijos, cuando buscando la salida corremos como locos sin saber siquiera a donde, para contarles tranquilos lo que cualquier hijo esconde, ni un consejo sin razón, encuentro en su colección, aquí quedaran grabados, por ser padres abnegados, me perdí dulces momentos, exquisitos con mis viejos, mas estuvieron atentos, aunque me encontraba muy lejos,! Oh Jehova detén el tiempo! porque tú puedes hacerlo, porque yo no entiendo Dios mio porque nos das tu amor sin merecerlo, ya puedo ver en como los años les van cobrando factura, las fuerzas les van restando, y como se va tiñendo su cabeza de blancura, mas el amor entre ellos se sigue consolidando, se les han cubierto poco a poco de arrugas sus manos, y de nieve sus cabellos,, es el precio que pagamos los humanos, por Satan y sus destellos, cuando se cansen un dia sus pasos, yo quiero ser quien los cuide,  y entre  besos y apapachos, este hijo se los pide.  Es una fecha memorable 23 de agosto de 1969,  misma que les recuerda por que hasta hoy aun siguen juntos, es a Jah quien le conmueve, que permanezcan así hasta que se hallen difuntos, esas ganas de continuar lado a lado, salvando cualquier dificultad, así no lo han demostrado, con su ejemplo de lealtad, es el amor un sentimiento indomable, capaz de hacernos sentir en el cielo, que hace posible que todo sueño sea alcanzable,  son ustedes hoy mi orgullo y mi consuelo, es el amor un sentimiento infinito, una dulce locura, un fiel amigo, para toda la vida por que así se encuentra escrito, un deseo que perdura y del cual yo soy testigo, un torrente de cariño pleno, donde ambos aceptaron sus defectos y virtudes, ese es en verdad amor del bueno, pues se saben imperfectos y afrontaron inquietudes

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.