Feeling

Feeling; 28 de JULIO de 2018

Me levante aunque con mucho sueño por haberme acostado a las 3:02 am de ese mismo día, 28 de Julio del 2018.

Ni siquiera pude realmente dormir bien, tras ese último mensaje “No, no me gustas” me levantaba a cada momento a ver la hora y revisar si había dicho algo más …Mi mejor amigo.

El era mi mejor amigo.

Mi héroe, mi hermanito, mi compañero, mi consejero, mi todo.

¿Cómo no tuve el valor de decírselo antes? Miedo.

Tenía miedo.

Siempre dicen “miedo son cinco letras” pero son cinco letras que implican un sentimiento. Un sentimiento tan fuerte… Miedo.

Miedo a perderte, miedo a que me rechaces …

Que cliché.

Pero no, yo siento mi historia tan única como cualquier otra, mi sentimiento tan único como cualquier otro ¿por qué tiene que ser cliché?

Me rechazaste….y dolió.

Aun duele.

Aunque sabía que lo harías, aunque sabía que tú jamás me corresponderías, aunque yo estaba más que consiente de la situación en la me había metido…lo hice, te lo dije, debía hacerlo, debía soltarlo… Con todo y eso, dolió, y duele, aún duele.

Duele más que todas las palabras más horribles que me han dicho desde niña, duele más que todo el bullying recibido sin piedad; “gorda” “ballena” “fea” “nadie jamás te va a querer” “nunca encontrarás el amor” duele más que eso…duele más que todas esas veces que llore contigo…y me consolaste ¿y ahora? 

¿Y ahora quien me consuela? ¿Y ahora quien me va a escuchar? ¿Y ahora quien va a estar conmigo?

Estoy de duelo.

Estoy enterrándote.

Pero no quiero,

No soy fuerte,

No puedo hacerlo,

Se que soy débil,

Se que subiré estados los cuales mirarás,

Se que te escribiré,

Se que no aguantaré,

Porque así soy,

Porque así me conoces,

Y lo sabes,

Sabes que he estado llorando,

Sabes que he estado  cantando canciones tristes,

Sabes que he estado conectada hasta tarde esperando tu mensaje,

Lo sabes,

Y duele,

Duele demasiado.

Porque la única culpa es la mía.

¿Que culpa vas a tener tu?

Jamás me ilusionaste, jamás me diste algún indicio de algo más allá de una amistad, me habías dicho infinidades de veces quien te gustaba y estuve contigo en cada uno de tus duelos, ¿que culpa vas a tener tú? Nadie puede obligarte a amar a una gorda, nadie puede obligarte a amar a una amiga, nadie puede obligarte a amar a una chica tan sensible, nadie puede obligarte a amar a una chica débil, nadie puede obligarte a amar a alguien que no amas.

“¿Cómo vamos a quedar?” preguntas.

“No te quiero perder como amiga” dices.

¿Y yo? ¿Acaso te importa como me siento? ¿Realmente valoras nuestra amistad? ¿Sientes siquiera lo que estoy pasando?

Te lo juro. Lo que yo estoy sintiendo no se compara a todas las veces que sufriste por una chica. No, no se compara, jamás lo intentes.

¿Y ahora?

¿Cómo vamos a quedar?

No lo sé.

I don’t know.

Por un lado quiero decir que te voy a olvidar para siempre ¿pero cuantas veces te lo he dicho, y no lo he cumplido? Muchas veces.

Por otro lado quiero seguir siendo tu amiga, porque te necesito, ¿pero cuánto tiempo voy a seguir así, lastimándome a mi misma? …I don’t know.

I don’t know.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario