Luna

Sólo espero que llegue la noche, me acomodo sobre el techo de mi casa bajo una ventisca con un poco de lluvia. Ya pasará, eso creo.

La gente cree que sería un paisaje horrible, nubes que tapan las estrellas, destellos de rayos demostrando tu imponente fuerza y los vientos más fuertes desde aquel verano en que se fue mi esposa.

Me acomodo feliz en mi techo, se cumplió mi deber en el mundo, sonrío mientras destruyes mi hogar y llevas mi vida más arriba de donde algún desastre ocurrirá alguna vez.

Pronto volveré a estar con todos, ya los veo, ya se acercan tras el dolor . Hoy no muero, muere mi sufrimiento.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario