No Soy Capaz De Ofenderte Ni Con El Pensamiento

                                       Acaricias mi alma de una forma delicada, vaya manera que tienes de embaucarme por completo, aveces no dices nada y de pronto desbordada, pero perturbas mi ser cuando me impones un veto, yo te admiro y me fascinas, bien lo sabes que es así, mas aveces me retiro cuando tu lo determinas, no se que quieres de mi?, en verdad me vuelves loco, pues aveces tu sensualidad provoco, mas cuando parece estar bien, te desconozco y me tratas con desdén, acusas falta de amor atenciones y cuidados, pero gritas de dolor emociones encontrados, tu te miras al espejo como una simple mortal, haces menos mis cumplidos…nada tienen de especial, yo puedo ver tu reflejo y tu esencia natural, sentimientos confundidos lastimados por igual, de eso el se ha encargado, al tratarte tan vulgar, mas tu me haz comparado, que no te doy tu lugar, las palabras que se usan como espada, pueden causar mil heridas, porque te quedas callada, no debes de permitirlas, no me compares con el, pues su trato es muy cruel, de ti todo me interesa,, y en verdad me da tristeza, que si en papel te describo, con detalle tus encantos, porque de pronto recibo cual si fuera uno de tantos, no equivoques mis palabras, no les des otro sentido, pues con e tiempo sabrás, que no soy un pervertido, no soy capaz de ofenderte ni con el pensamiento, y ya veras que de cuidarte no cesare ni un momento, morenita piel de azúcar, no rechaces mi cariño, abre tus puertas de par en par, y regalame tu guiño

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.