POEMAS QUE SANGRAN

ÍMPETU

Es imposible no soñarte así:
desnuda, apasionada, estremecida;
dispuesta al gran placer, enardecida,
entregada al fastuoso frenesí.

Es imposible no añorarte aquí
bañada de sudor, enrojecida;
vencida de pasión, adormecida,
henchida del mirífico festín.

No lo puedo evitar, yo te deseo,
y lucho por robar, cual Prometeo,
ese fuego voraz que tienes preso.

Preciso yo besarte y desnudarte,
poseerte, morderte y penetrarte…
no importa si así encuentre mi deceso.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.