RECORDANDO EL EL AIRE

Sé, sé que me ves ahí, apoyado al pide de mi cama

sintiendo como la desesperanza me ata de las manos, y el fracaso es mi verdugo más digno

Sé, sé que un cigarro solo calma mi ansiedad, disfrazando mi flagrante soledad

También se, si, lo sé todo, soy tú, quién te quiere rescatar, quien quiere que dejes de cavar la trampa que tú mismo creaste

Eres enemigo de tus propios sueños, eres convicto de tu propia mentira

Una lágrima es un lastre más en mi barco aún sin rumbo

El aire se hace más pesado, sé que también lo percibes

No quiero cerrar mis ojos, porque me tengo miedo a mí mismo

Me siento como un decrépito errante que cayó en la más profunda infamia

Las preguntas enervan mi espíritu con el tiempo, mi propia magnanimidad me limita a solo comportarme como un autómata

Grítame…oféndeme… así me daré cuenta del sol y podré apreciar mi propia lírica

Ayúdame… sálveme …quiero gritar, pero hacerlo ya me consumió la garganta

Golpéame… hiéreme…capaz así me daré cuenta que sigo vivo.

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario