Perú De Mis Amores

Nacida en un país del cual orgullosa estoy,
un país que me hizo amarlo con fervor,
que me enseñó a ver la vida de diferente color,
un país que me acogió y me dio su amor.
Lleno de gente linda estás, mi querido Perú,
que día a día con mucha plenitud,
te demostramos nuestro amor y gratitud.

Tus playas hermosas e inmensas ciudades,
son grandes placeres,
que nos llenan de orgullo, nos brindan felicidades.
La música y tus bailes,
tan magníficos e inigualables,
que nos embargan de emociones inexplicables.

Eres el país, en el cual tuve la dicha de crecer,
me deslumbré viendo a la primavera florecer,
disfruté de cada verano, junto al mar mirando el atardecer,
en cada invierno sentí el frío dentro de mi ser,
al igual que en otoño, percibir a las hojas de los árboles caer.

País con diversas artes culinarias,
y una comida privilegiada,
que es considerada una tradición milenaria.
Gracias a tu variedad,
hoy nuestra gastronomía,
deslumbra sin cesar;
pues con los diversos manjares
que ofrece cada uno de nuestros lugares,
llenamos de emociones sensacionales;
gracias gastronomía peruana
por llenarnos de gozo y pedantería,
y ofrecernos día a día,
cada una de tus delicias.

Agradecida contigo estoy, Perú querido,
por haberme permitido
formar parte de este país tan unido.
Perú de mis amores,
¡en mi pecho llevaré siempre tus colores!,
porque me llena de honores,
pertenecer a este país lleno de triunfadores.
Mi gente linda y humilde,
que no se nos olvide,
que unidos somos invencibles.
Que cada lucha y derrota nos haga más unidos,
y así juntos peleemos con osadía y valentía,
para día a día levantar a este país
que Dios ha bendecido.

Pueblo querido, que no libre de males estás,
Yo te ofrezco luchar,
por la pobreza que invadiéndonos está;
hombres, crueles y sin corazón,
que miran sin compasión,
al pobre que sufre de frío y no tiene alimentación,
y los gobernantes ajenos a esta tirana realidad,
solo piensan en su avaricia, sin importarles los demás.
Ligados a esta mezquina realidad,
los pobres luchan por una igualdad;
pues su mayor deseo es salir adelante y estudiar,
pero sin una educación magistral,
no lograran ésos sueños que tanto anhelan alcanzar.

Por eso mi Perú querido,
todos los días siempre a Dios le pido,
que me permita vivir hasta lograr verte crecido,
y sé que juntos lograremos este objetivo.

Gracias por tus alegrías y sinsabores,
pero más te agradezco por no quitarme la ilusión de algún día vernos triunfadores.
Me llenaste la vida de oportunidades,
y así tuve la dicha de tener grandes amistades,
te doy gracias Perú de mis amores,
por tantas conmociones.

Con lágrimas en los ojos, y llena de sensaciones,
quiero decirte que en ti guardo mis mayores sollozos,
mis momentos más armoniosos,
al igual que mis más gratas efusiones.
Sin nada más que decirte,
solo gracias, ¡Perú de mis amores!

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.