Ella

Era una artista en carne y huesos,
no de las otras,
no de ningunas,
no observaba dunas de lunas,
lo sabía todo de la tierra,
de la especie humana,
júpiter en fotos era su poema favorito,
dios, un mito.

Con el tabaco siempre a mano,
con el se sentía frágil,
como si se dañara a ella misma.

Esas galletas de chocolate no le recuerdan a su abuela,
ni esa carpeta a la universidad,
solo tiene un ciclo a medias,
y un aborto a temprana edad.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.