Nuestro Vals

Bailabamos un vals,
separados, pero el mismo,
atados de corazón y no cogidos de manos,
abismos.

Sentimos pesimismo al vernos,
felicidad al olvidarnos ese minuto que brotamos,
pero siemempre volvíamos a caer,
a querernos, jugar otra vez,
si soy pez, y me muerdo la cola,
dime que eres tu cuando la luna miras sola,
y yo también pero que haremos..
Cristales suicidas en tiempos modernos.

Nuestro vals llamo a esta errata,
ese pecado que impacta a mi nuca,
en mi cerebro humo del primer cigarro que te fumaste,
y no fue conmigo,
por esas cosas la vida no tiene sentido a ratos,
pero la felicidad se nos nota en los párpados.

Será la famosa,
como las delgadas de cara gruesa…

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.