Pavorosa Ingenuidad…(Experimental)

PAVOROSA INGENUIDAD
(Experimental)

Llevaba al partir primaveras
el ritmo ardiente entre dientes.
Pero volvió el eco tembloroso
con la sorpresa que no he muerto
con la luna vieja y blanquecina
porque en cada rama advierto rosas.

Al tañer tiñendo mi dureza
en la ventura de los luceros
para tornar al pandero en trueno
y muda la paz a mi ruego venga
como rayo vespertino al crepúsculo
de leve espuma y zafir color
que ni sabe nada de luz incierto
entre vientos afilados y rumbo raro.

Donde ceñía alfombras tiñendo
al tañido de rojos rayos.
Por eso y por aquello, donde
arde ya la yedra
y el orejero ojo azuza
eso que oyeréis leyendo lento
aunque fueses fuera hoy raudo
y de mucho sepas poco
o loar croar olas ralas.

Del llorar cansado un sable
surge un rostro y figura descarnada
al despertar nobles ideales yerto
por mudable falsa esquiva paz
del ensueño errático y efímero.

Así no hiciese lo que hizo…

Y oyese oasis floreando malvas
Y supiese del vino un irse.

Porque
Aboba ata reconocer oro
Como tañíamos al dolor su rojo

Y
Deposita triunfal su himno ausencias
Y
Los cielos adoran declinando…

Dejar su voraz ardor
Dejar su atroz guía
Dejar su feroz flecha

… Y que de tan fuerte …
Debilidad
Crezcan espirales alfileres

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.