1. La Plaza. (Poesía Urbana)

Nos conocimos en esta plaza, sin falta, cada día

nuestras miradas jugaban a esquivar la gente entre

nosotros, buscándose, seduciéndose, abrazándose

bajo el anonimato de nuestras voces. No fue

una casualidad habernos encontrado, cuando

estas perdido lo natural no es otra cosa

diferente al olvido. Ella venia escapando

de no sé qué, desde no sé dónde y traía una

chaquetilla de mezclilla que no bastaba

para abrigar tantas penas, y yo, bueno yo solo

no tenía otro lugar a donde ir, nadie podía recordarme

desde que olvide mi alma en alguna banca de la estación

de autobuses.

 

Marianna, no he faltado un solo día a esta cita

nuestra, sin excusa busco tus ojos atrás de cada

forma humana que me transita, borrosa y extraña. Todas

estas gentes, yo mismo, toda esta plaza con el resto

del mundo estamos vacíos desde aquel día, no recuerdo

ya cual fue, solo recuerdo tu ausencia, tus manos

invisibles alejándose de mí. Te extraño tanto, cada

uno de mis rincones te extraña, la vida entera que construí

para los retazos de tu pecho te extraña. No olvides que sueño

despierto contigo todo el tiempo y esta plaza

ahora parece tan grande, yo no tenía a donde ir

antes de ti, Marianna, tu siempre serás mi lugar favorito.

MARIN.

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.