La COFRADÍA

Cuando descanses en la marea del silencio.
veras pasar el vacío de la mente.
amarga, dulce o salada llena de quebradas de problemas
y atiborrada de ruido.

mente en casa, mente en trabajo. mente personas y cosas.
oh ya vasta. no más mente. no mente,
sino que, entra en la cofradía del silencio.
oh segad y matad el ronquido del sonido.

no más ruido, solo el sonido del silencio.
que retumba en lo eterno,
tan solo un momento y lo oirás

si, ahí esta,
abraza el silencio y entrad en su cofradía.

oh segad y matad al ronquido del sonido,
y unidle a la hermandad del espacio
donde se abraza el silencio.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.