La Doncella

Hermosa sea aquella la cual
yo no concilio el sueño
hermosa la cual añoro tanto tiempo
Hermosa sea la que por fin la veo

Pero maldita por la que me rechaza
fea la cual me ignora, hasta cuando
os mantenéis así, indiferente insípida
en esta guerra silenciosa como os
agradar hermosa mía

No importa más
me obligas a conquistarte
ser tu conquistador o abrazar la derrota
soy franco y no caeré en derrota
hermosa mía, pues sé que al final serás mía.

Si te gustó, ¡compártelo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.