Archivo de la categoría: Adolescentes

Sin Ella

A veces veo el viento y la veo a ella ahí
después me digo no dejes a tu imaginación ir
pero lloro porque ella me hacia sonreír
con ella yo me quería ir.

No digo que quiera morir
pero yo era el que tenia que sufrir
ahora con millones poemas y canciones
despejo mis dolores y emociones.

Con ella tenia mil sensaciones
no puedo ignorar las consecuencias de mis acciones
no la cuide y termina mal
ahora lloro por que con ella no puedo estar.

Donde podrá estar
espero que pueda nadar
dentro de un muy bonito mar
para que su vida como sirena pueda demostrar.

Si te gustó, ¡compártelo!

Somos lo que hemos leído, somos el lenguaje que usamos.

La vida no está compuesta de átomos, está conformada por historias, las historias que forman y cimientan la personalidad de una sociedad, personalidad que encuentra su nicho dentro del lenguaje, lenguaje que se usa como arma y escudo de pequeñas y grandes ideas. La comunicación es y será el pilar fundamental en la evolución de lo colectivo, la humanidad ha dado pasos agigantados desde la incorporación de números y letras en el acervo universal. Habría pues; de ser una obligación moral de los amantes de las letras y el lenguaje lisonjear a los primeros hombres que plasmaron sus pensamientos en: piedra, papiro y papel con la tinta de su imaginación.Gutenberg ante el panegírico de esta hoja te rindo honores a ti y a tus locas invenciones, a muchos nos has permitido ser un ¨caballero en porfía con los gigantes secundados por el hidalgo Sancho¨, a mi personalmente acercarme hacia mis Raíces de la mano de Alex Haley, encontrar el virtuosismo del alma satírica y hedonista de Lord Henry en medio de los versos de Oscar Wilde.

La lectura me ha permitido conocerme, descubrirme en medio de las letras, entender un poco de la complejidad que me rodea, despertar del sopor de la ignorancia, ahora la información está al alcance de un dedo, la digitalización de los contenidos ha permitido franquear más barreras entre el conocimiento y la persona. Pero recurrir a un libro, refugiarse en un poema no debería ser un acto impuesto por obligación. Un lector recurre a este mundo mágico con el afán de descubrir, sentir latir el corazón por la perfecta armonía del lenguaje en una frase; ¨Un hombre que lee, que piensa o que calcula, pertenece a la especie y no al sexo; en sus mejores momentos llega a escapar a lo humano¨.

Si te gustó, ¡compártelo!

Entre risas te encontré.

Nos habíamos visto infinidad de veces, en el mismo salón, a la hora del recreo, caminando por la calle, en las redes sociales. Habíamos hablado en pocas oportunidades, y casi siempre era sobre alguien más, no de ti, no de mi, de cualquiera menos de nosotros.Ha pasado un año desde que te conozco, tan irrelevante somos el uno para el otro; tengo un amor imposible, y sé que tú llevas tiempo atascado con la chica de la cuál tu amigo está enamorado, tú le das los más maravillosos consejos mientras se te desgarra el alma. No me rindo con él, siento que las cosas pueden resultar pero estoy tan equivocada, él se va, y le lloro, le lloro su partida, y tú éstas intentando con otra, pero no lo haces por amor, sino por pasión.

Mis amigos se convierten en los tuyos, y tus amigos en los mios, y nosotros nos volvemos amigos cercanos, hablamos, reímos un montón, no hay rato en el que no estemos diciendo una tontería, aún así te aconsejó como lidiar con tu situación, que abras los ojos y veas que no le quieres a ella, y me haces caso, y empezamos los dos, a intentar hacer las cosas desde cero. Es difícil no lo dudamos, volteamos la pagina de vez en cuándo, pero en esas vueltas de página te veo a ti, y tu me ves a mi, y todo se ve distinto, empieza a florecer un sentimiento del cuál no estamos claros y tratamos de ignorar, fingir que no esta allí cuando enrealiadad está por germinar.

Ha pasado al menos 6 meses desde que nos hemos vuelto amigos y no puedo mentira más, debo admitir que me gustas, pero me aterra pensar que aun estás enamorado de la misma chica que tú amigo. Una noche estas que insistes e inisites y te lo digo, te cuento quién es de quién me enamoré y no lo puedes creer, y me dices que no juegue, que le pare a la broma, pero no es ninguna, y tratas de contenerte, para cuando ya perdí la esperanza te pido distancia para olvidarte, y me detienes, sutilmente te acercas y dices “Creo que se te ha pasado una cosa por alto, y no has preguntado si tú a mi me gustas” y con indignación, ganas de abofetearte te respondo casi al borde de las lágrimas “No hace falta. Si tu también sintieras lo mismo que yo, lo habrías dicho” con la mirada hacia el suelo veo cómo una agujeta se ha soltado, me agacho para intentar amarrarla, cuando tomo un extremo me intertumpes “Tu también me gustas, no te lo digo para que te sientas mejor o hacer que no te alejes. Me gustas, estoy sorprendido estás cosas no me pasan a mi, usualmente me gusta alguien y no pasa de eso. Soy tímido, jamás te habría dicho lo que siento.”

Ya ha pasado medio año desde aquella confesión que nos sacudió la vida, nos alegró, y nos puso en el lugar dónde debíamos con quién debíamos. Riendo juntos cada día, y aprendiendo a queremos más que aquel día cuando te revelé cuánto te quería.

Si te gustó, ¡compártelo!

Como traer cambio.

Yo necesitaba algo diferente,

Tenía que cambiar mi corazón y mente.

Pensaba con solo trabjar y razonar

todos mis sueños podría lograr.

Pero no son igual mi mente y corazón.

Para cambiar necesitaba una recreación.

Cuando me humille y sometí en ese lugar.

Vi mi corazón que Él iba a renovar.

Jesucristo el que murió y resucitó.

Con su amor toda mi vida cambió.

No pienso igual, no pienso en lo que quiero.

Tengo su palabra, su espiritu yo requiero.

Si te gustó, ¡compártelo!

KORY Capítulo 1 Casi me mato

Kory despertó con un dolor profundo en sus manos, casi no podía respirar y cuando abrió los ojos solo vio una pared muy blanca, luego se percató de que estaba en la cama de un hospital y que llevaba una bata blanca, de pronto empezó a recordar cómo llegó ahí y mientras recordaba comenzó a llorar.

Aquel día Kory salió de la universidad a toda prisa, mientras corría hacia su casa su corazón se aceleró y sintió un nudo en la garganta, cierta tristeza que solo él entendía, entró a su habitación y cerró las cortinas por completo, fue hacia el armario abrió un cajón y saco una corbata, se sentó en su cama e intentó resumir toda su vida en un instante, encendió un cigarrillo y empezó a sonreír, mientras fumaba, pensaba en las palabras de su madre “hijo mío el cigarrillo te matara” y él decía en voz baja “madre soy más veloz que un cigarrillo”.

Si te gustó, ¡compártelo!