Archivo de la categoría: General

Lluvia

Renacimiento cual se apodera

de la tierra y tambien del cielo

moscas en la ventana huyendo

del peligro que las asecha

la amenaza de que sus alas moje.

 

No hay forma de escapar de ella

solo puedes esconderte

has olvidado aquel pasado

cuando hacia ella corrias

empapado junto a tu niñez.

 

El cielo se tiñe de pasado

cual pelicula vieja en el horizonte

se aprecian los arboles reverentes

sus hojas inclinan en son de respeto

será algun mensaje del cielo?

 

Todo yace tranquilo

solo su canto se escucha

golpea contra la tierra

como si algo dijera

será alguien capaz de traducir

el mensaje que aguarda respuesta.

 

La brisa se une a semejante orquesta

tierra, viento y agua se burlan

de su hermano el fuego

el cual por ser el mas joven de todos

pero no por ello el mas debil

no puede unirse a la fiesta…

 

Ernesto Arias

19 de Julio de 2011

Si te gustó, ¡compártelo!

Delirio De La Noche Aquell

Estaba allí parado frente a la ventana
a pesar de aquel aire deprimente,
de esa habitación barata
estaba allí a pesar de todo
estaba allí y ella era la causa.

En silencio se vestía, cruel amante
con su mirada hipocrita
luego de haber consumado el acto
me mira como si no mereciera más,
que conformarme con estar con ella
en la oscuridad de aquel lugar.

Me mira cual fiera
que finalmente ha obtenido,
lo que finalmente buscaba
enciende el televisor y
junto a el, un cigarrillo.

Estoy ahi pero no existo.
Soy más insignificante,
que el humo que escapa,
por la ventana en aquella hora fria,
el vacio de mi existencia,
alimenta su orgullo.

Rosa con espina, imagino?
es solo un juego de niños,
o frase de innumerables
canciones cursis, de la radio de ayer.
el olor a cigarrillo y el perfume barato
me susurran al oido,
las mas desagradables ironías…

Será que no estoy hecho para esto
o es que simplemente la naturaleza
confundió las cosas y así debe de ser?
la miro acostada y pregunto: que gano?

Tomé lo que quedaba de mi orgullo
salí como flotando en mis pensamientos
recuperé el aliento y,
cuando me disponía a salir, ella susurró:
se que me buscarás o yo a ti.

No me quedaba aire, tampoco orgullo
debatía entre la vida y la muerte,
mientras sostenia la puerta,
te devolveré tu alma, ella dijo pero…
por ahora serás mi juguete

Bajé las escaleras, quise correr
pero al llegar a la puerta
de aquel hotel de segunda
alguien apareció de pronto y me advirtió:
espero que algún día puedas entender
que ella ya no existe…

Yo, me negaba a escuchar,
solo anhelaba tener las fuerzas,
para rechazar su perfume y compañía
en nuestro próximo encuentro
el cual deseo que sea pronto…

Ernesto Arias
21 de Julio de 2011

Si te gustó, ¡compártelo!

Anhelo De Un Despertar…

Sonríe, luego medita,
La realidad, mientras me contempla,
Ahí parado como soplo transparente
Yazco en mi tumba pero de pie.

Busco en los escritos de famosos,
Palabras de consuelo, cambio,
Nuevos amaneceres me ofrecen
Prosperidad eterna.

Palabras vacías, promesas rotas
Como puedo hablar acerca
Del fondo de una botella
Si nunca he estado allí.

Mi existencia se vuelve
Un acertijo indescifrable
El vapor de mi alma
Escapa con el calor de la tarde.

Qué me pasa?
El dolor en mis sueños
Atormenta mi cuerpo
En la parte más real del día.

Me obliga a escribir,
Comparte con tus hermanos
Tus alegrías, pero su dolor
Se hará presente a través
del propio.

En silencio me hace sentir
Pero también me enmudece
Y me interroga en esta manera:
¿Cuándo podrás lograr ser tú
Sin dejar que tu alrededor
Deje de ser?

Interrumpo al silencio
Antes de que sea tarde y le digo:
Contestaré tu pregunta
Cuando contestes la mía.

El muy cobarde huye
Sin decir palabra
Estuvo conmigo durante
La felicidad y durante la tristeza
¿Por qué no contestas?

Si mi dolor es real
Si el tiempo es preciso
Contéstame, no te niegues a hablarme
¿Estoy dormido o estoy despierto?

Ernesto Arias
22 de Julio de 2011

Si te gustó, ¡compártelo!

La Niña Del Tren

La señal de abordaje
ya habia provenido
no tenia sentido
meditar en ello.

Al subir la escalinata
vi a una joven
de negra y larga cabellera
a pesar de tanta gente
entre lo demás su presencia
me parecía unica.

A subir a aquel vagon
me di cuenta inmediatamente
que al principio mi intución
no me habia engañado.

La joven parecia inquieta
algo la preocupaba
miraba de un lado a otro
a los pasajeros del tren
¿Será que espera alguien?
me pregunté mientras hojeaba
una novela de misterio.

Al no ver en ella paz alguna
al cabo de unos minutos
me levanté de mi asiento
y caminé hacia a ella
¿Qué te pasa niña inquieta?
le pregunté aquella niña
que ya no era niña
pero se comportaba como una.

Me miró fijamente
y en ese momento al mirar
sus retinas ya había entendido
lo que estaba a punto de escuchar
ya no estoy entre los vivos
¿Acaso no lo ves?

¿Pero que haces aqui?
en el tren de los vivos
¿No deberías tu estar en camino
hacia el otro mundo?
¿Buscas algo aqui todavia?

No, contestó la joven
aquí ya no busco nada
lo que buscaba aqui entre los vivos
nunca lo encontré…

Aquí pedía a gritos ayuda
y solo me alababan como si
en mis gritos de auxilio
solo encontraran,
aliento para ellos mismos.

Veía a muchas que vestían como yo
querían ser igual a mi
la verdad es que ni yo quería
ser lo que era, aunque dijera otra cosa

¿Por qué no aceptaste
aquello que ya sabías?
Al cabo del tiempo,
mis gritos de auxilio era importantes
empezaron a pagarme por pedir ayuda.
empecé a creer lo que me decían,
que era la mejor
y que estaba en lo correcto.

Quiza en el mundo de los vivos
hay muchos más o muchas más
que necesitan ayuda
y encontraron en mis gritos
como consolarse…

Pero ahora en mi muerte
todos dicen quererme
me desean lo mejor
en mi viaje eterno…
quiza no tenian ellos
las respuestas y la ayuda
que busqué por tanto tiempo
puedo verlos escuchar mis gritos
aun màs ahora que no estoy
entre los vivos..

La joven estaba más tranquila
después de aquella charla
parece que esta lista
para emprender su nuevo viaje
«Parece que así deben ser las cosas»

¿Cuál es tu nombre joven inquieta?
Me llamaban Amy
cuando estaba entre los vivos,
pero adonde voy ahora
todos son iguales, ya no importa
mi nombre por más que valgan,
mis gritos de auxilio y el jazz que
tanto adoraba…

Quiza adonde vas
puedas interpretar tu jazz.
puede ser, asintió la joven
pero será otra cosa,
que pedir por ayuda
mientras me ignoran
y aplauden mis gritos…

R.I.P. Amy Winehouse

Ernesto Arias
24 de Julio de 2011

Si te gustó, ¡compártelo!