Archivos de la categoría Niños

Pasión Desencadenada

Al verte de violeta y bien vestida
con hermosa y sutil delicadeza
me muestras tu figura y gran belleza
como una fina flor y bien cuidada.

Yo deseo tenerte entre mis brazos
y que mi sangre apague, sacie y calme
el fuego que nos quema y aun consume
a nuestras almas entre fogonazos.

Tu en mi desencadenas este vicio,
mas para no caer en el acoso,
del amante que pierde el sano juicio,
al vivir una vida en el exceso,
yo voy a amarte mucho más despacio,
hasta que nos despierte cada ocaso.

Si te gustó, ¡compártelo!

La música es vida.

La música es arte

 La vitalidad de la vida, en algún momento alguien lo han sentido encontrar esa melodía, ya sea de felicidad o de melancolía, siempre esta la canción adecuada, envolvernos en el recuerdo, la música es ese pequeño recuerdo, ese sentimiento, ese momento, y todos en algún momento hemos sido atrapados tanto sentimiento, esta vida no podría ser mejor sin ella, eso lo aseguro.

Si te gustó, ¡compártelo!

Yo voy brincando

Yo  voy brincando por aquí

Yo voy brincando por aya

Echo un brinco echo un brinco por aquí echo un brinco echo un brinco por aya

Lara Lara lara

Lara Lara lara

Echo un brinco echo un brinco por aquí

Echo un brinco echo un brinco por aya

Yo quiero lero le

Yo quiero lero la

Echo un brinco echo un brinco por aquí echo un brinco echo un brinco por aya

 

Lara lara lara

Lara lara lara.

Si te gustó, ¡compártelo!

La Puerquita Raquel

 

Había una vez una puerquita llamada Raquel, ella vivía muy feliz en su casita, un un fango donde vivía con sus padres. 

Raquel iba a la escuela como todos los animalitos que vivían cerca. Un mañana Raquel se dirigía hacía la escuela, cuando escucho un sónido muy enternecedor y triste; era un pequeño pájarito que estaba atrapado en las ramas de un árbol. Raquel se apresuró a ayudarlo, trato de mover las ramas con su pequeño ocico y aunque le llevo mucho tiempo logró rescatarlo. 

Raquel llevo al pájarito a su casa, le contó todo lo sucedido a sus padres, estos ayudaron al pájarito; lo curaron y vendaron su ala herida.

El pájarito agradeció a Raquel y a sus padres por haberlo cuidado y ayudado. Regreso a su casa y contó todo a sus padres, los cuales decidieron hacer una fiesta en honor a Raquel por haberle salvado la vida a su pequeño hijo.

Llegó el día de la fiesta, todos los animalitos felicitaron a Raquel y a su familia. Raquel estaba muy feliz pues además de haberle salvado la vida al pájarito se habian convertido en buenos amigos.

Raquel entendió que tener amigos es muy importante y ayudarlos en los momentos que más lo necesitan es mejor.

Si te gustó, ¡compártelo!