Archivo de la categoría: Poemas

Estética Estática

ESTÉTICA ESTÁTICA

Quererte por amarte sin quererlo
sin saber perderte es no quererte
hasta la muerte muriendo es libre
de amar la vida que tiene avivando.

¡Oh!… Excelso anatomista
la cabeza está más cerca
del cielo y el corazón abajo
late sólo
sin consciencia la ciencia
es inútil sin el arte.

¡Que en su lecho los mares detiene
porque es suyo entregarle su pecho
por la herida sintiendo penetrar
aunque herido la copa beba carne!.

¡Oh!… Aún la visión ciega
el perfume doblado
y la lengua como las manos
están más abajo
que la humilde cabellera.

Diamantino dardo como ciprés,
el olvido envejecido en la caricia,
el fin cercano en rápido descenso,
cuando existe se concentra dulce.

¡Oh!… Gran maestro
el tener dos orejas
dos ojos y una lengua
para escuchar mucho
observar atento más
y hablar poco.

Las ondas entre los muslos nievan,
las grutas del corazón sin freno,
engendran las sombras invocadas,
fervoroso fuego de ceniza pura.

¡Dúdalo y la belleza será tuya!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez (Del texto e imagen).

Si te gustó, ¡compártelo!

Al Unísono Versátil

AL UNÍSONO VERSÁTIL
((Experimental con lipograma monovocálico))

Nunca vengo, y ahora el cielo,
extrañarme dice un sueño,
no recuerdo ni mis pies,
y sólo, el viento canta.

Acaparad la calma.
Acabarla alarma.
¡Agasajad la paz!
Al alma ablanda.

Nada sé. Me fui con mi pelo.
Dando al agua mi sed.
¡Ella sola se humedece!.
Mi traje de invierno espera.

Las alacranadas abrasan,
acalambran agarbanzadas.
Abarcarlas abarranca.
Agarrarlas agarrafa.

Soy el mismo, no tengo dudas,
las fabrico con el destino.
¡Que muere y continúa viviendo!
En la mesa, la silla y la cuchara.

Alada alaba al alba.
La abrava la abraza.
La aclama la aclara.
Alargarla ala al alma.

En tanto la lluvia me viste,
en pocos segundos amarillo,
el sol la piel acaricia.
Y estos ojos ven poco.

Adapta al alma.
¡Aclamad la calma!.
Clama acatarla.
¡Al afamar la paz!.

Esperando la ventana mira,
los zapatos descalzos con hambre,
sueñan cada vez caminos,
con el mar en cada labio.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Tanto del texto como de la imagen.

Si te gustó, ¡compártelo!

Te Compré Algo

Tu trabajo nos aleja,
Siempre estás a distancia.
Espero el momento del encuentro
Y lo disfruto sin discrepancia.

En eso llega un mensaje,
Oportuno y aventurero.
“Estoy, venite”
Voy al punto del encuentro.

Una estación, sol y mucho ruido
Te busco con la mirada,
Mi corazón ya no tiene freno.
Estás ahí afuera. Hermosa y sin rodeos.

Entramos, tomamos una mesa
Me preguntas si quiero algo.
Lo niego con la cabeza.
Compras tu bebida favorita,
La que te gusta,
La que te refresca.

Volves y te sentas de frente
Noto algo entre tus manos
No paras de moverlo.
¿Qué ocultas, qué tenés de raro?

Con un poco de nerviosismo,
Que nunca admitirás,
Lanzaste un…”Te compré algo”
Y ví un objeto brillar.

Eso que tenías entre las manos,
Que no parabas de mover,
Era un presente que compraste
Porque pensaste en mí aquella vez

Sorprendida y bendecida
Se me dibujó una sonrisa
“Love” dice la pulsera
Tan hermosa, tan precisa.

Me cambiaste la mañana
Me hiciste un día distinto
Veo amor en tu mirada,
¡Qué día fortuito!

El encuentro se termina.
La charla se desvanece.
Noto tu mano en mi espalda
La caricia florece.

El tiempo está al límite,
Tenemos que volver,
Ese encuentro nos llenó el alma
Resistiremos hasta la próxima vez.

Si te gustó, ¡compártelo!

Tu Ausencia En Mí

Estás trabajando y noto tu ausencia.
Tu casa es la ruta y sin mi presencia
No te puedo acompañar pues
Las circunstancias lo expresan.

Tengo celos del volante
Que sienten tus dedos
Tengo celos del espejo
Que se adueña de tu reflejo.

El Sol acaricia tu cuerpo,
La radio te susurro a lo lejos.
El viento despeina tus cabellos
¿Y yo? Acá… Sufriendo en silencio.

La tecnología acorta distancias
Tu celular no tiene batería
Quedo a merced de tu voluntad
Mándame un mensaje
Sabes de mis manías.

Y en un instante las peleas afloran
El diálogo se tensa, se descontrola
Me decís que soy solo palabras
No te confundas, tenés que ver mi mirada.

Espero el momento de la calma,
Mi alma queda en silencio.
Mi celular vibra en continuo
Tus mensajes no paran de llegar,
Estás enojada, lo presiento.

Y cuando el oleaje cesa
Cuando la tormenta pasa
Es mi momento de réplica
Te expreso mis sentimientos.
Amor, ¿Qué te pasa?

Estás trabajando y noto tu ausencia
Estoy trabajando y quiero tu presencia
Me decís que volves y mis ilusiones se acrecientan
Te quiero al lado mío, basta de rutas, basta de ausencias.

Te amo vida mía
Sos mi musa, sos mi Gor
Voy descontando las horas,
Me dijiste el domingo
Volvé, te lo pido por favor.

Si te gustó, ¡compártelo!

Y Aún Sigo De Pie

Me miran como si fuese un monstruo
Me apuntan sin descaro
No mate a nadie
Solo las deudas me taparon.
 
Las operaciones no me salieron
No quise hacer daño
Simplemente me la jugué
Y algunos me la jugaron

Y aún sigo de pie
Nadie sabe mi pasado
Es más fácil juzgar
Que pensar “¿Qué le ha pasado?”
 
No tengo vergüenza de lo que me pasa
Solo es un momento y todo cambia.
No me apuntes, no sos perfecto
¿Querés juzgar? Entonces mírate al espejo.
 
Y aún sigo de pie
Ni un gesto de amor
Ni una palabra de aliento
Si venís a perturbar, retiraré
Me tapas el viento.
 
Las operaciones no me salieron
Me la jugué, me la jugaron
Y aún sigo de pie
Tengo vida y mi Dios al lado.
 
Y cuando las piezas se acomoden
Cuando las turbulencias se calmen
Escucharás motores encender
Despejame la pista
Porque comenzaré a ascender.
 
 
 

Si te gustó, ¡compártelo!