Archivo de la categoría: Poemas de Amor

Nunca Es Tarde

 

Las cicatrices no se pueden esconder en mi piel

Tus besos se impregnaron en mi como miel

Mis sueños se desvanecieron en tinta y papel

Desde ahí supe lo que hay que hacer y deshacer 

Pero ya se me asoma un nuevo amanecer

Los rayos de luz son la esperanza que no puedo tener

Si aun califico quisiera saber…

Quizás 

Tan solo quizás

Nunca es tarde

Para volver a amar

El corazón arde

Cuando quiere escapar

No soy nadie

Pero te logré olvidar

Al sus ojos mirarle

Todo vuelve a comenzar

Porque nunca es tarde

Para volver a amar

Las décadas irradian tanta soledad

Que hasta el mar se ahogaría en verdad

El azúcar no te llega ni a los pies

Te quise porque dices todo tal y como es

Pero ya se me asoma un nuevo amanecer

Los rayos de luz son la esperanza que no puedo tener

Si aun califico quisiera saber…

Quizás 

Tan solo quizás

Nunca es tarde

Para volver a amar

El corazón arde

Cuando quiere escapar

No soy nadie

Pero te logré olvidar

Al sus ojos mirarle

Todo vuelve a comenzar

Porque nunca es tarde

Para volver a amar

Aun califico eso lo sé

Los rayos de luz son la esperanza de lo que ahora tendré

Hoy ya se me asoma un nuevo amanecer

Porque nunca es tarde

Para volver a amar

Al sus ojos mirarle

Todo vuelve a comenzar 

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Tu Adios

Tu adiós dejo una sombra
Una cortina negra de incertidumbre
Un dolor antes no sentido
Una lagrima en mi espejo
Reflejó de una alma rota
Un adiós que jamás se dijo
Una traición sobre una sombra
Dolor frío y oscuro
dulce sentimiento
Que alberga un dolor oculto
Corazón atravesado con púas calientes
Sangra sangra pero no cicatriza
Dolor profundo pulso lento
Canción de odio
Sufrimiento
Donde estas ahora
Solo sombra y oscuridad
Existe ya…

Si te gustó, ¡compártelo!

Y Siempre Que Te Sientas Solo

Y siempre que te sientas solo
Ten presente que yo estoy contigo
No estoy para juzgarte mi buen amigo
Vengo a escucharte, a brindarte mi abrigo

Y a lo largo de la habitación
Solamente se oirá tu voz sin interrupción
Y esa noche las paredes serán testigos
Guardando tu secreto junto conmigo

Si tienes que llorar entonces llora
No vallas a callarte por pena
Que yo seré tu brillante aurora
Yo seré tu pañuelo de seda

Y en lo oscuro de la noche
Comprendí porque maldecías
Aun así guardabas aquel broche
Que ella te dio hace barios días

Con el alma completamente rota
Que lastima verte así
Tu llorabas por ella
Y yo lo hacía por ti .

Si te gustó, ¡compártelo!

Sabes

Quisiera intentar comprender, que la mejor forma de poderte ver es a través de los recuerdos.

Que escucho tu voz en el silencio y recurro al espacio entre mis sueños, pienso que debería salir y correr, gritar y aunque duela, huir de lo que siento.

Sabes… Creo que miento, porque entre más me duele, más lo necesito, o al menos eso pienso. No sé si en algún lugar de nuestra historia nuestras vidas se junten y todo vuelva a tener sentido. O si simplemente seguiré aferrándome a la memoria de aquellas cosas que tenía contigo.

No sé qué pensar o qué sentir. Si dejar de respirar o si vivir enfrentándome al presente. Si morir de pie como un valiente o fingir ser un cobarde que de haberte conocido se arrepiente.

Sabes…

Si te gustó, ¡compártelo!

El Tiempo Suele Hacer Daño Y No Justicia. 

Otro nuevo día con la mirada clavada en el techo,

otro nuevo día, que me pregunto si vale la pena dejar las sábanas atrás,

el mundo suele ser un sitio poco compasivo con las almas piadosas,

y el tiempo, el tiempo suele hacer daño y no justicia.

Repetidamente, sobre un mueble al costado de la cama resuena una alarma? ese molesto sonido me obliga a reptar hacia la derecha, desvió la mirada y descubro la llamada de la mañana, es hora de levantarse, darse un baño y mirar hacia delante. Cuando llega el alba, hay que tener valor para abandonar la cama, me incorporó torpemente sobre los pies, y pienso, que talvez a Cortázar le hizo falta escribir un instructivo, para poder desprenderse con facilidad del sueño.

Porque mi cuerpo quiera seguir allí, hundido en el lecho donde ame con pasión a una mujer, allí descubrí que querer es tener sexo, mas amar es otra cosa. Y ame, claro que ame; con la mira, con los labios, con las manos y el pensamiento.

Ella era una musa risueña, un ángel de luz con alas negras, bondad con sabor a veneno. Todos llevamos nuestro infierno a cuestas y ella no era la excepción, descubrí otra realidad objetiva, un nuevo mundo que me invitaba a encallar cada noche entre sus piernas.?

Si te gustó, ¡compártelo!