Archivos de la categoría Poemas de Colegio

Lleno de ti

Abro mis ojos, un día más en mi vida, que diferente era, como te puede cambiar la vida…..

Llegas a mi pensamiento, en una tormenta de ideas, de recuerdos, de sensaciones, llenas mi mente, mi cuerpo,  mi corazón, mi alma, cierro nuevamente mis ojos, estás nuevamente allí, tu sonrisa ilumina mi mundo y llena de colores mis pensamientos, eres la dueña de ellos, absolutamente!

Tu sonrisa me da fuerza, me levanto, te veo en cada lugar de nuestra casa, de nuestro refugio, te siento cerca, aún cuando estás lejos, aún cuando nuestro orgullo bloquea nuestro inmenso amor.

te extraño, te veo a mi lado, sonrío nuevamente, mirarte es relajante, me transporta a lugares a momentos, me llena de energía, de esa energía que sólo las personas maravillosas, únicas y puras emanan, cierro mis ojos nuevamente, esta vez para agradecer por ti

por fin lo hago, te abrazo,  en ese momento, en ese único y potente momento dejo este mundo, me transportas, me elevas, me llevas a una parte mejor, siento como me conecto contigo, siento como fluye este amor, siento lo vacía que era mi vida sin ti, sonrío nuevamente, no te puedo soltar, abro mis ojos, respiro, tu fascinante olor entra por todos mis poros, me lleno de ti y soy feliz.

Si te gustó, ¡compártelo!

no es nada

no te reconosco, te veo y no me recuerdas a nada

busco esos buenos momentos juntos y no hay nada de nada.

¿Porque en la nada me aparece tu rostro? no entiendo nada

pareciera que te fuiste y te llevaste todo, dejandome en la misma nada

mi mente esta en un desequilibrio pensando en ti, mi amada

soy sincero en escribirte estas palabras y perdon por no hablarte a la cara

pero cada vez que tu ojos cristalizan mi mirada

cada vez que me tomas de la mano,mi amada

el infinito se hace la nada.

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Carta a mi hija desde los cielos.

Querida y Amada Hija:

 

          Si pudiera resumir el amor de un padre a su hija en simples palabras escritas con tanto cariño, sin temor a llorar por la alegría de traer al mundo a un ser tan pequeñito y especial  (que forma parte de mi propia vida).  Podría llegar a la conclusión, que faltaría escribir tantas hojas en un libro de vida realizado de puros sentimientos, que este propio libro, por si solo lloraría, al ver en su última hoja aquel ingrato y solitario punto Final.

          Cuantas lágrimas de alegría han caído de mis ojos, al ir descubriendo con el paso de tu corta edad, tus risas, tus pequeñas locuras y aquellas gracias de pequeño ser, que con el paso de los años, la han vuelto de niña a una hermosa mujer.  Muchas veces me has hecho pensar que mis sentimientos son de rocas sólidas y que no he aprendido a llorar, pero mis mayores lagrimas nacieron a raíz de tu causa, cundo llegaste a este mundo y me enseñaste con cuatro palabras de tu tierna boca que me llamaron Papá.

            A veces las distancias, motivos de la vida o circunstancias,  dividen a las personas y las alejan o simplemente las separan de su destino. Pero como dijo nuestro señor Jesús Cristo, todo se resume en Amor y si la base de este amor es sólida, el amor nunca muere, aún más se fortalece enormemente, volviendo las distancias gratas al saber que muy lejos existe alguien que te extraña y te ama.

             Tú camino recién empieza y quiero ayudarte a caminar, siempre seré tú guía para evitar verte un día tropezar, no cambies nunca tu inocencia de niña, no pares de soñar porque aunque el mundo se vista de crueldad, siempre existirá una persona que te ayude de verdad.

           Te amo hija tu papá que esta en los cielos.

 

 

 

 

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!