Archivos de la categoría Poemas Humanos

A la rabia del mundo vano

La vida, la puta vida se esmera en patear mi alma

No hay sacrificio que el mal no atraiga,

El maldito destino hiere mi alma

Maldita vida que mata sin armas,

Medito el futuro más como planearlo

Si el destino se esfuerza en patearlo,

Tal vez sea yo el de la vida impura

O la vida que es pureza rompa mi alma podrida.

Que tal señor, ¿vive usted su vida tranquila?

O es inquieta tempestad como la mía,

La mala suerte ronda todavía

O soy yo el de la perpetua tortuosa agonía,

Tome mi mano, sienta mi pulso

Siente como hierve mi sangre,

Es por la rabia que le tengo a la vida

Y al destino que de mi no se olvida,

Tardes enteras mirando el reloj sin relajo,

Tardes enteras encorvado,

Tardes enteras hablando conmigo mismo

Verano y yo siendo mi mejor amigo,

Ni el calor me daba abrigo

Solo me conformaba estando conmigo.

– “Amigo mió la amistad se acaba”,

Que sabias tus palabras.

Se marchito de súbito mi relación

Hoy ebrio ya ni pienso mi señor,

Rezo con misericordia ya no quiero más dolor

La rabia que siento explota en mi interior,

Estoy ebrio y porque no estarlo

Si he perdido lo que mas amo,

No son hembras, no es dinero,

Me he perdido de mi mismo y no puedo encontrarlo,

Excavo y excavo, no llego a ningún lado

Todo lo que hago es solo ensuciar mis manos,

¿Será una lección de la vida acaso?

O solo una lección de mi vida en su ocaso,

¿Acaso perderé el don de expresar mi vida pasó a paso?

O es un paso de la vida y lo di en falso,

La fea amistad de borrachera que me hago

¿Es amistad verdadera o es cosa de los tragos?,

Tramo a tramo se me consume la vida

Como tu hombre borracho,

O consumo mi destino paso a paso,

Acaso ese triste reflejo del charco

¿Soy yo ese viejo mal trecho?,

Dime: ¿cuando te cámbiate esa chaqueta?,

¿Cuándo fue la última vez que te lavaste?,

¿Dónde están tus amigos que tanto amaste?,

¿Dónde fueron los muebles que tanto apreciaste?,

¿Dónde esta tu vergüenza?,

¿Duermes en esa banca de la plaza sin decencia?,

¿Dónde quedo tu bella morada?,

¿Dónde fue tu enajenada mirada?,

Al fin eres libre de todas tus ataduras hermano

Aborreces la sociedad de los romanos,

Ahora vives como espartano

Luchando día a día sin morada ni comida,

Flaco, enfermo, mal oliente

Criatura del segmento que se pierde,

Donde quedaron todos los que estaban firmes como roca

No dudaban ante la locura de una sociedad impaciente,

Hoy desfilan con sus autos, con sus trajes y sus hermosos dientes,

Ahora dime tu ¿Dónde quedo el valiente?,

¿Vive usted su vida tranquila o es uno más de los pacientes?,

Me roe el horror de la muerte,

Pero tal vez amarme no fue suficiente

Ahogarme entre licores que llegaron a gustarme,

Solo fueron parches en una grieta infinita

Que llega de mi cráneo hasta lo profundo de mi vida,

¿Dónde quedo el valiente?,

¿Vive usted su vida tranquila o es uno más de los pacientes?

Si te gustó, ¡compártelo!

peregrino

quietud solo quietud en nuestro derredor,

calma solo calma nos rodea,

la inmensidad de la nada nos golpea,

como el primer golpe de la brocha

que el lienzo pinta.

quietud solo quietud es lo que nos rodea,

sombrío deseo de gritar nos aterra,

más grito y grito quien lo escucha,

si solos estamos en esta odisea.

mi mente viaja por lugares tan inhóspitos,

que he llegado a dudar de mi existencia,

la muerte es vida, la vida es ciencia,

la muerte el pecho me aprieta.

llevo un par de años viajando por la vida,

y no encuentro aun el rumbo,

rumores de abortar el viaje me aterran,

más la nada me calma,

calamidad de vida perdida.

clave de luz en la sombra de una vida vieja,

que se le marchitan las ramas de tanto esperar,

y se vuelca con calma sobre la tempestad,

roído por dentro mi alma encerrada,

ríe de los que ruegan,

murmura por el caído a la tierra,

y por ella misma se lamente.

se me caen poemas a la tierra,

caen de ancianos,

agrios, mugres putrefactos,

que sirven de abono,

sueltos heridos quedan en abandono,

crecen como monstruos,

viven entre nosotros,

no se cuanto me quede en este viaje,

no quiero saberlo,

solo miro mi tiempo y ruego por el lamento,

la mirada del recuerdo,

las palabras de mi madre,

la nostalgia del pasado,

daña  mi pesada existencia.

¿el final del viaje se aproxima?

o queda mucho camino por caminar,

¿el recuerdo es algo que se olvida?

o el viaje nunca se acabara

acabare con todo si dejo de caminar

más ¿como dejo de pensar?

si vivo y muero cada día que en mi muerte pienso,

y en ti cada vez mas creo,

me roe el deseo de rezar,

tu dame un propósito o se lo dejo al azar,

dame respuestas por favor te lo pido,

o acaba con mi viaje de una vez por todas,

mis pies cansados lloran lagrimas rojas,

el camino es tortuoso y no me afloja,

camino en un sentido sin retorno,

reto a cada uno a caminarlo,

sin clemencia solo aflijo,

de mi vida soy un peregrino.

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi querida soledad

Soledad, indescriptible y amarga amiga ¿Que has venido a hacer de nuevo ante mí? ¿No te fue suficiente arrebatarme todo rastro de sentimiento ya hace un tiempo? ¿Que deseas? ¿Qué me imploras hacer? Siento tu frío al acercarte de manera seductora paso a paso,tus labios uniéndose lentamente con los míos y en vez de sentir calor provocas simplemente un vacío en mi interior, abrazándome para que mis lágrimas broten sin más.

Desearía que ya no estuvieras allí, pero quizás eres la única amante que me ha hecho sentir seguridad hace mucho tiempo, porque realmente nunca has dejado de ser fiel estando a mi lado sin intenciones de alejarte. No sé si agradecer u odiarte, pues eres a la vez mi más dulce compañía y la más desagradable.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Diego Salazar está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Si te gustó, ¡compártelo!

Infidelidad

Infidelidad

Si, lo sé… tienes a otra.
No me lo niegues,
lo veía venir…
tanta amargura,
tanta hipocresía,
y tanta tolerancia de parte mía.

No digas nada, ya lo sé todo.
Te dí mis mejores años,
pero no me arrepiento.
Tengo en mis manos el fruto
del amor que un día sentiste,
eso es lo que más me importa
y tu tendrás el alma triste.

El dolor pasará, lo sé…
mañana recordarás mis caricias,
yo tu traición.
Llorarás por lo que perdiste,
reiré por lo que entregué.
Tu, perdiste.
Yo, gané…
pues mi alma está intacta.
Si… yo nunca te traicioné.

Mañana será otro día,
a alguien conoceré
y esta vez tendré presente
que no le descuidaré,
con experiencia en el dolor
lucharé , no renunciaré
y me aseguraré
de que me amen como amo
y en la mejor
me convertiré.

Algún dia me verás feliz,
acompañada o sola.
Sé que de esta me levanto,
siempre he sido luchadora.
No he perdido mis principios,
respeto a las otras personas,
me entrego sin condiciones,
pero más precavida ahora.

Soy toda una mujer,
no me dejo amedrentar,
aunque ahora no esté bien,
estoy segura que después…
lograré olvidar …
lograré perdonar…
y lograré ver todo aquello
que hoy ven los demás.

Aunque ahora esto me ahoga,
seré fuerte y consecuente.
El daño ha sido grave,
pero el corazón sabe sanar.
Mi alma está destrozada,
pero Dios me ayudará.
Me siento despedazada,
estoy en lágrimas bañada,
pero mi vida renacerá.

Escribiendo estas palabras
siento que soy fuerte.
A muchas han traicionado,
pero han logrado sanar.
Acongojada me encuentro,
sé que lograré salir
del infierno que camino
y que nó pude prevenir.

Adelante seguiré,
buscaré un nuevo sendero.
Sé que fácil no será
y que no cumpliré
mis sueños contigo…
porque eso si te digo
hasta aquí llegué contigo.

Ahora de ti me despido,
siéntete satisfecho,
pues tuviste a una mujer
que te daba todo
desde muy adentro de su pecho.
Hice todo lo que pudo
para que fueras feliz,
sin saber que eras canalla,
que eras un hombre ruin.

Tu tranquilo, mi querido,
que más tarde que te temprano,
a tu vida llegará
el dolor que cultivaste,
por tanto hacerme llorar.

 

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!