Archivos de la categoría Poemas Humanos

Mi querida soledad

Soledad, indescriptible y amarga amiga ¿Que has venido a hacer de nuevo ante mí? ¿No te fue suficiente arrebatarme todo rastro de sentimiento ya hace un tiempo? ¿Que deseas? ¿Qué me imploras hacer? Siento tu frío al acercarte de manera seductora paso a paso,tus labios uniéndose lentamente con los míos y en vez de sentir calor provocas simplemente un vacío en mi interior, abrazándome para que mis lágrimas broten sin más.

Desearía que ya no estuvieras allí, pero quizás eres la única amante que me ha hecho sentir seguridad hace mucho tiempo, porque realmente nunca has dejado de ser fiel estando a mi lado sin intenciones de alejarte. No sé si agradecer u odiarte, pues eres a la vez mi más dulce compañía y la más desagradable.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Diego Salazar está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Si te gustó, ¡compártelo!

Infidelidad

Infidelidad

Si, lo sé… tienes a otra.
No me lo niegues,
lo veía venir…
tanta amargura,
tanta hipocresía,
y tanta tolerancia de parte mía.

No digas nada, ya lo sé todo.
Te dí mis mejores años,
pero no me arrepiento.
Tengo en mis manos el fruto
del amor que un día sentiste,
eso es lo que más me importa
y tu tendrás el alma triste.

El dolor pasará, lo sé…
mañana recordarás mis caricias,
yo tu traición.
Llorarás por lo que perdiste,
reiré por lo que entregué.
Tu, perdiste.
Yo, gané…
pues mi alma está intacta.
Si… yo nunca te traicioné.

Mañana será otro día,
a alguien conoceré
y esta vez tendré presente
que no le descuidaré,
con experiencia en el dolor
lucharé , no renunciaré
y me aseguraré
de que me amen como amo
y en la mejor
me convertiré.

Algún dia me verás feliz,
acompañada o sola.
Sé que de esta me levanto,
siempre he sido luchadora.
No he perdido mis principios,
respeto a las otras personas,
me entrego sin condiciones,
pero más precavida ahora.

Soy toda una mujer,
no me dejo amedrentar,
aunque ahora no esté bien,
estoy segura que después…
lograré olvidar …
lograré perdonar…
y lograré ver todo aquello
que hoy ven los demás.

Aunque ahora esto me ahoga,
seré fuerte y consecuente.
El daño ha sido grave,
pero el corazón sabe sanar.
Mi alma está destrozada,
pero Dios me ayudará.
Me siento despedazada,
estoy en lágrimas bañada,
pero mi vida renacerá.

Escribiendo estas palabras
siento que soy fuerte.
A muchas han traicionado,
pero han logrado sanar.
Acongojada me encuentro,
sé que lograré salir
del infierno que camino
y que nó pude prevenir.

Adelante seguiré,
buscaré un nuevo sendero.
Sé que fácil no será
y que no cumpliré
mis sueños contigo…
porque eso si te digo
hasta aquí llegué contigo.

Ahora de ti me despido,
siéntete satisfecho,
pues tuviste a una mujer
que te daba todo
desde muy adentro de su pecho.
Hice todo lo que pudo
para que fueras feliz,
sin saber que eras canalla,
que eras un hombre ruin.

Tu tranquilo, mi querido,
que más tarde que te temprano,
a tu vida llegará
el dolor que cultivaste,
por tanto hacerme llorar.

 

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Una tarde en Curazao.

Paseo de primavera.

Una tarde en Curazao.

 

Llegue retrasada un día de primavera desde el avión logre divisar todas tus fronteras. Eres más mar que tierra pero tienes una historia que se te mete en las venas.

Una fortaleza amena, una gente que dan ganas de abrazar al verla. Una tarde estuve en compañía de una cerveza, el blues sonaba de fondo tenía la mejor audiencia, muchos forasteros soñando con vivir en tus tierras.

Aquel hermoso puente que de un lado a otro movía en faenas, cantidad de gente perdida en tu lindeza, intente leer un libro que ingenua era, no podría concentrarme estaba en plena escena de aquella belleza.

Me dio un poco de risa la extraña ocurrencia de una sirena que paso entre el agua y la arena, nadie la vio fui la única hambrienta en saber más de ti aunque tú ya demostrabas a legua quien eras.

Si te gustó, ¡compártelo!

Poema para una tierra amada.

Conocerte es un adictivo placer.

Poema para una tierra amada.

 

Una sonrisa se asoma por la rendija de la rutina aquí nadie estorba todos sentimos esta energía que nos abraza el corazón y nos da la simpatía de identificar a un venezolano aquí y en la China.

Las mujeres más hermosas y llenas de valentía, la nieve en los Andes y el sol de Margarita, el Llano y sus cantares, no olviden a la chinita que sus bendiciones nos  cobija día tras día.

Si estas en Maracaibo no olviden las Gaiticas porque aunque no sea navidad sí que atinan, te hacen cantar y alegran el día es como una tarde con Guaco y su sinfonía.

Luego esta Caracas una ciudad bendita, sus cerros llenos de historias y gente fortuita, capaz de crecer y luchar en la vida te enseñan lecciones y aprendizajes que dan dicha.

Aunque como soy porteña la mejor ciudad es la mía, Puerto Cabello te quiero tu costa es la más divina, el malecón y los castillos otra cosa te pintan es una magia en la vista que nos enseña el valor de ser parte de esta villa.

Si frío tú buscas… aquí mismo lo encontraras, lo bueno de esta tierra es que todo te da, los 365 días del año aquí tendrás una riqueza infinita es lo que Venezuela ofrecerá. Cubiro y la Colonia Tovar son paisajes para enamorar y si te pasas por los Médanos de Coro la arena te abrazara, la brisa te cantara y su gente te anclarara en sus maravillosos relatos porque como en casa te sentirás.

Puedo seguir hablando todo es agraciado en general por eso quien nos visita pronto se quedara, es que Venezuela tiene un hechizo que a los forasteros nutrirá de nuestros valores, energía y humildad, no se quieren ir y pronto terminaran siendo uno más de nosotros sin prejuicios y en igualdad.

Si te gustó, ¡compártelo!