Archivo de la categoría: Poemas para Mandar

Poema: ¡El hasta pronto es un adiós!

  •     Ella me miro ligeramente.

La mitad de una sonrisa se dibujaba en su rostro:”¡Hasta pronto!” me dijo , y fué entonces que lo supe , no regresaría . No era una promesa era un adiós disfrazado de esperanza .

En aquel momento juro que con todas las fuerzas que emana mi humanidad , quería detenerla o tan solo tomar su mano y rogarle que no se fuera ; de aquel lugar ; de aquel día, de mí.
¿ Habría servido en algo mi súplica ?

¡ Probablemente no !

Porque ella es de esas mujeres que deciden una sola vez y por todas. Tiene determinación ; aunque parezca confundida . Por tal razón , ante puse mi sinceridad y respondí : ¡”Adiós”!

Mientras ella se alejaba en la soledad de aquel autobus fantasma . Así , poco a poco se desvanecía, en el recorrido de un largo camino . ¡ El que ella decidio tomar!

Yo seguía ahí , de pié, odiandome en aquella tarde.

Una parte de mi decia:

“¡Ve por ella cobarde”!

Y la otra simplemente, la otra en voz muy suave exclamaba:

Sigue tu camino has hecho lo correcto”!

 

By Steffany Roessler

Si te gustó, ¡compártelo!

me gusta

Creo que me gusta, la he visto solo en fotos, imagino su aroma, a café debe ser por sus ojos tan contentos tan cargados; la veo en fotos la veo simétrica por todos lados, sueño con su mirada, que carajo!!
Quiero verla en la mañana sin maquillaje solo su sonrisa y su tatuaje, con poca luz como ángel, que se acerque y me anime, vamos al cielo vamos al mar lo topamos y regresamos, en el camino disfrutamos.
Creo que me gusta pero nose cuanto, nunca la he visto, pero si que compartimos, mil megas hemos compartido. Aunque este roto tus palabras y tus mimos son los que cosen, pues no tengo tiempo siempre miro hacia el frente, quiero que sea mi musa y siempre andar inspirado.
Solo quiero verte sonreír cerca con cada palabra, cada mirada, cada acto, cada canción, cada mañana; vámonos topamos y regresamos.

Si te gustó, ¡compártelo!

tu mirada

Te veo en las miradas de las niñas mimadas, te veo en las miradas de las niñas guapas, te veo en el color de las miradas de las niñas gatas, te veo en la esquina llegando así como una niña nada complicada, te veo en cielo más azul que cualquier mirada, veo tus labios sabor sandia de niña aniñada, te veo en la samba brisa y caricias el pasado cercano como que te hubiera perdido el sábado pasado.
Te veo en los buenos sueños, en los malos tratos, en los buenos ratos.
Te veo en el instante de vida que lloraba tu pérdida adelantada y tu tan fría, veo esta mano sin fuerza tan cerca ahora tan lejana, quiero verte a mi lado, quiero ver mi mano quieta, quiero verme en tus miradas…

Si te gustó, ¡compártelo!

El caballero de la armadura de madera.

Mi alma se fue hacia él abismo, por qué no soportaba tú ausencia.
Mi corazón se separó en pequeñas partes cuándo mi mente llegó a la conclusión de qué te extrañaba.
Anoche te vi en mis sueños, sentí la necesidad de correr hasta ti cuando desperté.
Mi alma no soporta qué no estés aquí, la distancia qué pareciera haberse hecho más grande a cada segundo me consume a mordidas los sentimientos.
Las lágrimas sólo fluyen, con la esperanza de qué vengas a secarlas.
Todo en mí te necesita para sobrevivir ya qué me siento atrapada, atada a mi tristeza.
Mis ojos lloran.
Mi corazón se quiebra.
Mi vida se desvanece.
Mi amor por ti te espera.
Intento buscarte, y soy una tonta al pensar qué te voy a encontrar en mis sueños. La realidad es horrible.
No tengo corazón.
Salió de mi pecho y corrió hasta tus manos.
Mi pobre corazón…qué te lástima tanto, ruega qué lo ames.
Aunque a veces quisiera sacarte de él por qué cada vez qué se parte en dos te hace daño. Por eso quiero sacarte de ahí para meterte dentro de mi alma.

Tú eres como la madera, eres fuerte, duro, tanto qué me asusta y a la vez quisiera aprender de ti.
Mientras, yo soy como él cristal, me rompo fácilmente, pero sé qué en las manos correctas (tan correctas como las tuyas) siempre brillaré para ti.
Hoy, está chica hecha de cristal es “nadie” y espera la perdones, regreses y de a poco la dejes entrar en tu ser de nuevo.
Esta mujer jamás debió jugar a ser fuerte, por qué muy en él fondo sabe qué no lo es. No debió jugar al orgullo por qué en su interior sabe qué siempre llevará las de perder.
No debió jugar así con tú corazón al anochecer, debió cuidarlo, tener paciencia, y a pesar de todas las discusiones…DEBIÓ NO PENSAR EN ELLA MISMA Y SÓLO PENSAR EN AMARTE A TI.
Debí amarte más de lo qué te amo ya, para qué así fuera suficiente para ti.
No debí cometer más errores, por qué cada uno de ellos se queda, grabado, agrietando el cristal de mi ser y el tuyo.
Me queda claro qué, tú siempre serás tan luchador y yo una cobarde qué se esconde detrás del monitor. Tú siempre serás valiente en la vida mientras yo moriré de miedo de sólo vivirla.
Hoy además de reconocer mi error y lo qué soy, reconozco la falta qué me haces en la vida, en todo.
La gran necesidad qué eres para mi existir.
Necesito de ti.
Necesito de tus besos.
Necesito de tus palabras.
Necesito de tú amor, aunque no merezca qué alguien tan sorprendente qué ha soportado todo de mí me ame.
Necesito de tú apoyo para salir del infierno en él qué entré él día qué herí tus preciados sentimientos.
Necesito todo de ti, por qué te pertenezco, defiendelo, defiende lo qué es tuyo mientras yo estaré enteramente feliz y completa de qué al menos aún me elijas a mí.
Así qué por favor regresa al qué será tú nuevo hogar, mi alma, corazón y espíritu.
Sí esta tonta se vuelve a equivocar, caerá en un abismo, grande y sin fondo del qué no podrá salir por qué tú presencia no estará para iluminarle la salida, tú sonrisa no estará para sanarla y tus palabras no estarán ahí para tranquilizarla…justo como ahora sucede. Sin embargo, quiero recuperar mi diamante, y voy a seguir buscándolo. Sanemos todas las heridas primero para después volver a comenzar, está vez sin tantos obstáculos, sin tantas dudas, sin tanto miedo.
Sólo así él caballero de la armadura de madera y la bruja de cristal podrán ser enteramente felices.

Si te gustó, ¡compártelo!

REFLEXIÓN DE VIDA

Que pasa cuando creemos que ya todo se acabo en la vida:

Dejamos de luchar, perdemos las esperanzas y lo único que hacemos es amargarnos la vida y amargarsela a los demás.

Pero lo cierto es que ese apenas es el comienzo.

Todo nos empieza a salir mal, no le damos la atención a lo que de verdad importa, y seguimos amargándonos.

La verdad de esto es que aun nada esta perdido aunque así lo parezca es mejor seguir adelante pues todo sigue.

También existe el echo de saber perder, ante algo que no podemos alcanzar, ¿pero como sabemos cuando perdimos?

Eso depende de cada uno cuando decidimos rendirnos o cuando aceptamos la realidad que nos hicieron.

Es cierto que todos nacen y mueren solos pero en realidad estamos solos? Eso también depende de cada uno.

Y que es lo que se aprende de aquí:

Si, estamos solos, al final cada quien vela por su propio espíritu. Pero no es razón para rendirnos.

Y no es de cobardes aceptar un error, es de sabios y de valientes tener el valor de hacerlo.

Alfredo.

Si te gustó, ¡compártelo!