Archivos de la categoría Poemas Románticos Cortos

Se acabó

 

Todo aquí fue onírico, todo aquí fue mio.

Carcomida desde las entrañas;

me duele hasta el alma.

Mi corazón hecho pedazos y tú no dices nada,

mi cara empañada, ¡oh benditas lagrimas!

llorar tú me has hecho, llorar me podría llamar.

Luego vuelves, como abeja a su panal

pendiendo olvidar todo, pidiendo otra oportunidad.

¡Oh amor mio! no sabes lo que has pedido,

¿acaso no sabes que un corazón roto y abatido ya no vuelve a funcionar?

¡Ya no se como vivo, yo solo respiro!

¿Que el amor no mata? y entonces…

¿Quien conmigo acabó?

Si te gustó, ¡compártelo!

La pregunta de la eterna libertad

 

paz, belleza, libertad
Naturaleza

La pregunta de la eterna libertad, diosa codiciada por todo hombre terrestre.

Pasamos una vida buscando en vano, ojos abiertos, bocas sedientas.

Pasamos una noche llorando en silencio, callando todo lo perdido, a la luz de las velas de un sueño sin igual.

Eres día entre las montañas, brillas en el halo del amanecer.

Creces como rayo de penumbra, olvidando lo que ya no es.

No vives sino por aquellas voz que canta en el cielo,

el himno que suena entre tus paredes.

Se libre, pequeño ruiseñor.

Se libre como aquel de cielo abierto

alas extendidas, volando hacia la noche

sin miedos ni temores.

Se libre como quién ama a la vida

quién escucha las plegarias de pobres desgraciados.

Se libre, brillante fuego,

Se libre hacia la eternidad.

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!

PRISIONERA

Quizás, haya olvidado.
que estuve enamorada de tí,
mas sigo de tus verdes ojos prisionera,
y mi corazón y mi mente, aún te recuerdan.

Quizás, haya olvidado,
las horas de amargura,
que por tí pasé en mi cuarto,
pero nunca olvidaré,
el cálido sabor de tus abrazos.

Quizás, ya no recuerde,
que te amé como a nadie había amado,
pero mi cuerpo insiste
en vibrar cada vez que me acerco a tu lado.

Quizás, haya olvidado,
lo mucho que soñaba con tu amor,
pero no olvido tu rostro,
que quedó en mi alma profundamente grabado.

Quizás, haya olvidado,
lo absurdo que es,
pensar en tí de esta manera,
pero es que sigo estando,
de tus ojos verdes prisionera.

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi vida es tuya

Me miras al los ojos,

pero tus labios no pronuncian mi nombre.

Siento tu cuerpo en mis manos,

pero mis sentidos se turban.

 

Y es en este instante,

donde los segundos se hacen eternos,

cuando mis labios y los tuyos

se funden en ese beso candente,

donde nos fundimos tu y yo.

 

Mis labios recorren tu cuerpo

y el tiempo se paraliza.

No importa el pasado,

y menos el futuro.

Sólo pienso en disfrutar el presente.

 

Dame tu mano y sueña.

Dame un segundo para convertirlo en eternidad.

Pero sobre todo dame tu vida entera.

Pues la mía,

es toda tuya ya.

Si te gustó, ¡compártelo!

¿Qué nos pasó?

¿QUÉ NOS PASO?

(Cristhian Rosales)

Nuestro amor tan irracional,
con sus cambios discretos y buenos momentos,
con la desconfianza de por medio 
que carcomía nuestro pensar.
Con la forma tan sutil de decir te quiero,
es mejor dejar las cosas así.

¿Qué le paso a la insistencia de seguir?
¿Se acabaron las ganas de continuar?
Fantasmas que se reflejan como inseguridades,
demonios que se interponen a la pequeña luz 
de nuestras manos entrelazadas que; al caminar, no importaba nada más que estar juntos.

Tu perfecta mirada, y mi manía de sentirla;
tus perfectos labios 
y mi inquietante obsesión por besarlos,
Ahora estas pero no te puedo sentir
¿Tu deseas sentirme?

Nos faltó tanto por vivir, o vivimos lo suficiente
¿Entregamos todo de nuestro existir?
¿Te aburriste de mi forma de ser?
¿Qué nos pasó? 
¿Por qué tu irracional forma de dejarme ir?

Ahora, continuo con mis días;
ocupándolos para tratar de no pensar en ti,
sé que no volveré a sentir lo que siento por ti;
pero, si no fui lo suficiente para ti, 
y solo te hice sufrir,
es mejor dejar las cosas así.
Si te gustó, ¡compártelo!