La Muerte De La Vieja Elena

malvon

Jueves 4 de junio

Melchor tuvo que asistir a los vecinos cuando sorprendidos por la ausencia de Elena dieron cuenta a las autoridades. Él era vecino de puerta y además hombre de pelo en pecho y espalda cuadrada. Cuando a grito pelado Luisa y Tomasa le interrumpieron el desayuno para pedirle que les acompañara hasta la casa de Elena él se calzó las alpargatas y salió decidido. ¿Cómo  no alarmarse si hacía días que no se la veía a Elena ni regando sus plantas ni llevando a su nieto a la escuela ?. ¿Qué estaba pasando entonces?. Al principio puras especulaciones: ” habrá ido a Montevideo”… ” Estará otra vez disgustada con la hija…” . Después aparecieron comentarios alarmistas, principalmente cuando por la mañan le preguntaron a  Elisa,   que estaba en la parada del ómnibus, por su abuela y ella contestó con un signo de interrogación. La había visto por última vez  el sábado, día en que pasó por la casa a “pedirle unos pesos” para poder ir a bailar con Juanchi. En los últimos tiempos iba poco porque al decir de Elisa “la vieja estaba insoportable”.

Cuando Melchor, a pura fuerza bruta, logró violentar la puerta que estaba cerrada con llave, salió un terrible olor nauseabundo. Un olor mezcla de carne podrida y a gas que invadió el ambiente… Algunos vecinos se taparon la cara y dieron varios pasos hacia atrás. Otros, por el contrario, como atraídos por la fatalidad querían entrar a la vivienda. Murmullos. Incoherencias. Diálogos entrecruzados. La policía recurrió a los bomberos para que, con ayuda  de máscaras se introdujeram en la casa, cerraran la llave del gas y abrieran las ventanas de par en par. Hombres y mujeres, atraídos por lo macabro de la escena, se apretaban unos contra otros en un afán de ver más y mejor para  satisfacer su morbo y poder contar  de primera mano lo ocurrido. Los oficiales, visto lo inútil de sus esfuerzos los dejaban hacer y sólo se preocupaban por “tapiar”  la puerta de ingreso. Algunas macetas y tarros rodaban por el suelo. El milico Mechoso, quizás por los años, más acostumbrado a ver casos como este fue el que hizo un primer relevamiento de la situación y el que acompañó al doctor Rodríguez quien, desde lejos diagnosticó la posible muerte de la vieja por envenenamiento producido por  escape de gas aunque  habría que hacerle la autopsia correspondiente. Eso era lo evidente. Sacó del grueso maletín su libretita y allí garabateó presuroso algo que apenas un entendido podría descifrar y salió casi corriendo llevándose a los curiosos por delante.

Seguir leyendo La Muerte De La Vieja Elena

Si te gustó, ¡compártelo!

El Día Menos Esperado…

En un segundo toda mi vida pasó frente a mis ojos, desgraciadamente tuve que presenciar dicha escena,  por un instante pensé que no podía respirar, mis ojos se dilataron y mi piel se volvía blanca como un papel. No sabía si escaparme o quedarme quieto en silencio,  en ese instante escuché otro disparo que me dejó completamente aturdido, los segundos parecían horas y sin saber lo que estaba haciendo empecé a correr desesperadamente sin mirar atrás, la suerte estaba echada. Cuando mi mente decidió parar la inercia de mis pies no lo permitían, finalmente  logré que mi cuerpo vaya descendiendo la velocidad lentamente hasta que pude frenar, el corazón latía ferozmente y la respiración no se podía regularizar. En ese preciso momento volteé y estaba solo.

Seguir leyendo El Día Menos Esperado…

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi Eterna Historia

La visita de Lucius

Una sombra sale la nada en medio de una oficina cerrada,se escucha una voz decir:
-Me temes tanto que casi puedo sentir el sonido de tu orina queriendo salir-dice el hombre al tiempo
que toma asiento frente a un asustado escritor.
Alto,con el pelo cayendo sobre los hombros y de movimientos refinados,continúa diciendo:
-He demorado en encontrarte… -dice mirándole a los ojos vacilante con una sonrisa en los labios
y una rabia en la mirada paralizante -Aún no se como siendo tan débil la encuentres antes que yo.
-Quién es ud?Cómo ha entrado en mi casa?
-Mirame bien Albert, y busca en tus mas profundos recuerdos la expresión de mi rostro.Por qué
te sientes en confianza si jamás me has visto, por qué sabes que tenemos un viejo conflicto si aún
no he dicho nada?.Todo esta en tu memoria adormecido por el nacimiento.
-He soñado contigo, pero quien eres?
-Te contaré el principio de una historia eterna:

Seguir leyendo Mi Eterna Historia

Si te gustó, ¡compártelo!

El Vil Minotauro

La fría brisa de la mañana que avanza viajaba por los verdes campos y hacía danzar a los árboles de una manera pacífica. La pureza del frío aire de campo inundaba los cuerpos de los campesinos que comenzaban las labores diarias y obligaba a los jóvenes a quedarse entre sus fincas al lado del cálido fuego de la hoguera.

Para mal de aquel otro que yacía encerrado algunos metros abajo de la tierra, no sentía la pureza del exterior y se aburría acurrucado entre una precaria cama de pajas. Su única diversión era pensar en su terrible pasado y lamentar el futuro que no prometía ser mejor.

Alzó la cabeza y dio un profundo respiro, sintió el común aroma de la comida que estaba por llegar, se incorporó lentamente y las gruesas cadenas a las que estaba aprisionado emitieron un metálico ruido.

Seguir leyendo El Vil Minotauro

Si te gustó, ¡compártelo!

Alguien escribió lo que querés leer y está acá. Animate a escribir vos también.

A %d blogueros les gusta esto: