Archivo de la etiqueta: Dios

Cambia La Mente

Tenes una mente abrumada.
Las cosas no salen.
El dolor se acrecienta.
Pero tenes vida.
¿Eso no cuenta?

Una sonrisa,
Una caricia,
Valen más que mil ladrillos.
Basta. Ya cambia la mirada.

Solo te lamentas.
Y no haces nada.
Levántate.
Ponte en acción.
Basta de pavadas.

Tenes una mente abrumada.
Una visión reducida.
Un corazón dolido.
Unas manos intactas.

El mundo te espera.
Las oportunidades te llaman.
¿No escuchas?
Están gritando a distancia.

Cambia la mente.
Aprende a vivir.
Que Dios te guíe,
Él siempre está ahí.

Si tu mente y manos funcionan.
No sabes de la riqueza que tenes.
Úsalas en conjunto
Y verás que se puede.

La tristeza es profunda.
La bebida no es una opción.
Cambia la mente.
Y te irá mejor.

Si te gustó, ¡compártelo!

Como Traer Cambio.

Yo necesitaba algo diferente,

Tenía que cambiar mi corazón y mente.

Pensaba con solo trabjar y razonar

todos mis sueños podría lograr.

Pero no son igual mi mente y corazón.

Para cambiar necesitaba una recreación.

Cuando me humille y sometí en ese lugar.

Vi mi corazón que Él iba a renovar.

Jesucristo el que murió y resucitó.

Con su amor toda mi vida cambió.

No pienso igual, no pienso en lo que quiero.

Tengo su palabra, su espiritu yo requiero.

Si te gustó, ¡compártelo!

Yavhe

Te explico muy resumidamente; Satanás y Yahvé son lo mismo. Enlil y An. Ambos seres adoptaban el rol de cada uno, según la conveniencia del momento, a la hora de presentarse al hombre. El Dios sumerio AN, adoptaba el rol de Yahvé, a veces Enlil era también Yahvé. Sin embargo, creron luego un segundo personaje, un ANTAGONISTA, que sirviera para dar más juego sobre el bien y el mal. Ese fue SATANAS, que era indudablemente ENLIL. Eso se ve muy bien en el libro de Job, que ambos “juegan” a ser dios y el diablo, pero son aliados. Pero que pasa con Lucifer? Pues que no tiene absolutamente nada que ver con satanás. Yo ya piqué el anzuelo una vez , creyendo el cuento de la religión católica que mezclan a satanás con lucifer. Lucifer era ENKI, al cúal satanizaron , pero en su mismo nombre “El Portador de la Luz”, ya te lo dice todo. Enki=Lucifer fue el dios griego prometeo, que arrebató la luz, el fuego del conocimiento a los dioses, para entregarlo al hombre y se rebeló contra sus decretos. Arriesgando su vida en pro de ayudar a la humanidad. Solamente Enki y los suyos, (los ángeles caídos o Igigi) fueron los únicos que tenían una genética Kadistu que les acercaba más a la fuente de amor cósmica original, y cedieron a los instintos básicos del reptil , de las razas gina´abul. Los instintos por la sangre, la dominación y todo eso cedió, y dió paso a un amor incondicional por los seres humanos. Enki los había “re-creado”, se sentía su “padre”. Y los Igigi (Los Vigilantes) , que eran de su estirpe de sangre, también amaban al hombre. Sabes porque? Pues debido a que su misión era VIGILAR al hombre, controlarlos, bajo el mando del líder ENLIL. Pero que ocurrió? Pues como decía Khrisnamurti… “No hay diferencia entre el observador y lo observado”… Aquello que vigilaban, lo acabaron amando… porque vieron semejanzas, descubrieron el lado bueno del ser humano y tomaron la decisión de amarlo y protegerlo. No podían seguir viviendo, contemplando la gran esclavitud a que eran sometidos. Y se rebelaron. Por eso la iglesia los demonizó… y dió por “buenos” a los del bandod e Enlil. Favorecieron a los vencedores. Ahora e smomento de explicar lo que sucedió realmente…. Y quién es quién en toda esta historia…?

Si te gustó, ¡compártelo!

La Cárcel De Los Pájaros Es El Cielo

Mirando al cielo, ves a las nubes brillar por el sol.

Piensas que existe un salvador que te saque de esta tierra.

Pero tu no crees en Dios,

no crees en nada,

solo miras al sol.

Pero el sol te ciega,

y tienes que apartar la vista,

mirando hacía la nada,

con los pies aferrados al suelo por el miedo,

en una tierra de la que quieres escapar,

para dar rienda suelta a tu alma enamorada.

Quieres escapar y estás mirando al cielo,

sueñas con volar y fundirte en un espacio etéreo.

Pero tú no tienes alas,

ni dios en el que creer.

No tienes nada.

Y a la nada miras.

Quieres escapar y no puedes.

¿Cómo lo vas a hacer?

 

Si te gustó, ¡compártelo!