Archivo de la etiqueta: mar

UN PEQUEÑO PEZ

Hace mucho tiempo en las profundidades del océano vivía un pez, uno muy pequeño, este pez muy temprano se dio cuenta de que mientras sus amigos peces crecían, el seguía exactamente igual, sin embargo, creía que ser pequeño era un defecto, y así se lo hacían notar los otros peces, un día los peces jugaban todos juntos, menos el pequeño pez, de repente unas tenebrosas redes se sumergieron en el agua atrapando a todos los peces que jugaban, el pececito al percatarse de lo que sucedía intento avisar a los otros peces, pero no había tiempo, debía hacer algo.

¿Pero que podía hacer?

—Tan solo soy un pequeño pez. —pensó.

Nado y nado hasta el borde del gran buque, no encontraba como lograr detener aquella red que poco a poco emergía a la superficie a los demás peces, pero el pequeño pececito se da cuenta de que el gran buque tiene un orificio en el inferior de su cubierta, pero es demasiado pequeño casi imperceptible, rápidamente bajo y consiguió una pequeña rama que lograría introducir por la pequeña ranura, el pequeño pez no tenía la suficiente fuerza para lograr hacer más grande el orificio en la cubierta inferior. Pero en los grandes retos se conocen las grandes fortalezas. Unos cuantos tiburones rodeaban el lugar esperando hacerse con algún pez, más el pequeño pez llamaría la atención de estos, y al colocarse en peligro había conseguido que los tiburones le siguieran, el pequeño pez tenía un plan, se dirigió hacia la rama incrustada pero este cruzó sin dificultad por su diminuto tamaño, pero el tiburón por su enorme tamaño golpeó aquella rama, provocando que el orificio en la cubierta del enorme buque se hiciera considerable, el buque tambaleó. Y por esto los pescadores decidieron soltar la pesada red, dejando escapar todos los peces en su interior, el pequeño pececito comprendió que lo que realmente importa no está afuera. Esta dentro de nosotros mismos, en el corazón.

Una vez el percance finalizo los otros peces hicieron una gran ovación al pequeño pez, dándose cuenta que aun con un pequeño tamaño pudo lograr vencer tan enorme buque.

 

-Alejandro Piza-

Si te gustó, ¡compártelo!

Una tarde en Curazao.

Paseo de primavera.

Una tarde en Curazao.

 

Llegue retrasada un día de primavera desde el avión logre divisar todas tus fronteras. Eres más mar que tierra pero tienes una historia que se te mete en las venas.

Una fortaleza amena, una gente que dan ganas de abrazar al verla. Una tarde estuve en compañía de una cerveza, el blues sonaba de fondo tenía la mejor audiencia, muchos forasteros soñando con vivir en tus tierras.

Aquel hermoso puente que de un lado a otro movía en faenas, cantidad de gente perdida en tu lindeza, intente leer un libro que ingenua era, no podría concentrarme estaba en plena escena de aquella belleza.

Me dio un poco de risa la extraña ocurrencia de una sirena que paso entre el agua y la arena, nadie la vio fui la única hambrienta en saber más de ti aunque tú ya demostrabas a legua quien eras.

Si te gustó, ¡compártelo!