Archivo de la etiqueta: Recuerdos

HIPÓTESIS: La Llave Correcta

Esa sonrisa. Ese llanto. Ese beso poco esperado. Esa sensación de bienestar. Una pelea. Un mísero trozo inerte de algo sin aparente importancia. Una vacua frase en un anodino día, o ese aleatorio momento que no recordamos que existe.

     Dicen que nuestro cerebro tiene una capacidad, y que por eso él prioriza lo que considera importante de lo que no, eliminando las nimiedades que supuestamente carecen de importancia, pero, ¿Y si no es cierto? ¿Y si todo lo que vemos, oímos, escuchamos, sentimos, percibimos, respiramos en cada instante de toda nuestra vida desde que empieza hasta que termina, puede ser perfectamente sostenida por nuestro mayor órgano, y que en él se encuentran todas las respuestas de todo lo que somos e hicímos?

Si recordamos cualquier suceso pasado que creíamos olvidado al escuchar una canción, al oler un determinado aroma, al oír un determinado sonido o al ver aunque sea, un fragmento de piedra que ya ni rememorábamos que existía a pesar de haber sido parte de nuestra infancia, ¿no significa que en realidad sigue con nosotros? Porque el hecho de no recordar un acontecimiento no implica que se haya borrado de nuestra mente. Tal vez la calidad y definición de ese recuerdo se ve mermado  con el tiempo, hasta que solo queda una minúscula porción de lo que era, pero sigue estando ahí, por muy pixelado que se vea. Solo hace falta algo que lo detone y de ese modo vuelva a resurgir.

     Todo lo que hemos vivido está grabado en nuestra mente, únicamente se necesitan reunir las circunstancias y piezas adecuadas y necesaria para volverlo a recordar, mas, nada se elimina de de ella, solo se oculta y pasa a otra dimensión, no obstante, nunca desaparece.

“Nada abandona nuestra mente. Todo sigue como recuerdo pese a que lo hayamos olvidado”

Si te gustó, ¡compártelo!

AQUILATADO EXHORTO

AQUILATADO EXHORTO

Por el sabor de la sombra camina, camina
un ensueño bajo la lluvia, la lluvia
en los cuadernos del recuerdo abanicando
¡ Si, lo supiera de noche !… Nadie, nadie
limpiaría de las estrellas el reposo
en la orilla bordada de un grito grato
entre la danza que araña un gato somnoliento.

Mirando esquivo el alto preludio de las lunas
que se atreven a esconder el silencio enrojecido
de la cansada sed que se bebe un lago ligero
en el follaje quemado por la uva definitiva
en el otoño sin calles ni vitrinas otoñales
en la cintura imprevista del acero inocente
Aquilatado el exhorto absorto ya no camina.

Allá donde las orugas fabrican las muletas
y al pájaro angustiado por las cáscaras del cielo
con los depurados hormigueros de flamas duras
¡ Oh, agoreras del frenesí del corcho !… Ya canta
tendido en la brisa del dolor adormecido
un rédito transeúnte que aguja fragoroso
un turbado manantial que dibuja austero.

Aquilatado aguafuerte aglutinado del usufructo
Exhorto… Menos que bisagra en demasía
Exhorto… Más que yacija en calentura
¡ Entre la vertiente hirviente y saliente !
Porque desosaron los recuerdos del polvo
¡ Antes que ellos los deshuesen grises !…….
¡ Antes de las exequias deshuese su sonrisa !

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.

Si te gustó, ¡compártelo!

Elogiable Entereza… (Experimental Filosófico)

ELOGIABLE ENTEREZA
(Experimental filosófico)

En la roca la entraña se baña. ¡Porosa!.
De suspiros llena y rosa. ¡La roca!.
Sus nerviosas manos extendiendo.
Persuasivos pirueteados.
Y nada turba en el mar la brisa,
cazando a los minutos alevosos,
en la urna del misterio esquivo.

¡El eyecte ejerced!.
El embeberse enmenden.

En la ceniza desamparado,
el tiempo al olvido consume.
¡Tan pálido y perdido en el ayer!.
El desconcierto acierta en concierto.
Del ayer los sueños todos. Duermen.
Con la gracia sin igual del espejo.
¡Al ser flores de los confines!.

El enrede entretejen.
¡Enfrenen el emerger!.

La corriente besan los murmullos,
de la mísera paz dónde mueren,
y donde el anhelo se derrumba.
En la estatua desnuda descansando,
en la calma, sensual, teme al cristal.
¡Dúlcido y lento el nuevo día!.
Porque flores mañana y abrojos hoy vierte.

Al abarcar y abrasar.
Abaratan al acampar.

En tanto tenues al mutismo tejen.
¡Qué lóbrego el horizonte brilla!.
¡Cuánto color de oliva afila!.
En las pestañas conversa audaz,
una vez esmeraldas al tatuarse.
Las horas de pétalos al secarse.
¡En la orfandad del albor!.

Ese éter eleven.
El encele enerven.

¡Por dónde el precipicio escapa!.
Entre líricas palomas pródigo,
la eternidad ligera pende.
Hacia el silencio. ¡Y muriendo vive!.
En la dicha del salmón,
con el árbol iracundo.
En tanto alcanza el túnel.

Incidid, insistí.
Infringid, inscribid iris.

Al agua sin tener nada. ¡De sed!.
Y aún en la sed nadando.
Cuidando a la plaza el césped,
con la armadura y su ternura.
¡Porque dura lloviendo lancinante!.
La entereza que suma sombras.
Al virginal fulgor de los recuerdos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Si te gustó, ¡compártelo!

Poema: Da Vuelta A La Página

Reproduce la música antes de leer….

 

Un libro de recuerdos entre nuestras manos,

Lleno de autorretratos y estampas de compañ[email protected]

Que han estado en nuestras vidas.

Lecciones escritas entre las fotografías,

Tristes, alegres y melancólicas.

A pesar que este libro es más un álbum.

Aun le falta mucho por ser llenado.

Sin embargo su fecha de publicación es la

Misma que tu cumpleaños, no por ser la primera

Edición es una historia llena de tropiezos sino

Una aventura, un anuario y más un diario lleno de

Experiencias y conocimientos.

Fotos en blanco y negro (Primeros recuerdos)

Junto a las de color (Vivencias recientes)

Baladas que si cierras los ojos. Esa fotografía

Vuelve a tener vida, sonido y sensaciones.

Vida la cual está llena de etapas que se tienen

Que cerrar aunque no las queramos terminar, ni

Ponerle un fin ya que solo así la amargura nos atrapara.

Se necesita valentía y mucho coraje para voltear la pagina

No tener miedo al dar el siguiente paso…

¿Por qué negarse a los momentos que nos esperan sino

Nos permitimos crecer?

Dar vuelta a la página y comenzar un nuevo capítulo que ahora

Somos escritores, contamos con  un sueño y ganas de superación.

Es solo el camino del viaje a recorrer, la duda y tú

Antiguo yo no lo querrán pero solo tú sabes que

Es momento de dar la vuelta a la página.

No temas de crecer que tú esencia no se perderá,

Somos amigos en el tiempo, amores en corazones

Y pensamientos en rumores.

 

¿Estás listo para voltear la página?

Si te gustó, ¡compártelo!