Archivo de la etiqueta: vivir…

AL AMO EMBOSCADO

AL AMO EMBOSCADO

Desemboscarte puedes si quieres,
de las monedas monas en manadas.

Álame álamo al tálamo
siéntelo enraizado al viento
como como desayunando noches
que destilan tildando al tilo
de atormentado noble roble
cuando el pino empina sin tino
al destino liberando libre…

Si yaciese como enlunado sol
asolando con erosión y aridez.

Aquel que yergue al viento luces
con lecho ondeando por la colina
del cedro al ébano malévolo albo
solo porque hubo erguido vinos
vistosos bienes miles mal habidos
entre pulsos acelerados y vaivenes
sin sentir remordimientos clementes.

Aún no morirán, al morir, todos
todo lo que deberían y debieran.

Álamo álame si puedes alar
ahí donde yazgo, ahí donde yaceríais
si humanos fueran los humos y cenizas
si irguiéremos hábiles al bosque núbil
del fuego atroz y tala infame evitando
y deslumbrando flamas infecundas
latitudes endulzando humedecidas.

Sí, sí… Vivirían, al vivir, muchos
conviviendo amos de la vida
para morir bien digna muerte.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.

Si te gustó, ¡compártelo!

Amor

Estoy fuera de la realidad, sin amor.
Por un simple temor de desamor.
En las calles mucho amor.
Pero no guiados por el corazón.
Estoy pensando, en como la gente se enamora.
De formas muy misteriosa.
Quizas solo con el roce de nuestras manos.
O quizas todo sea un plan.
Nunca pense que tu eras ese “alguien” esperandome.
Porque solo eramos unos niños enamorandose.
Sin saber lo que era.
Esta ves no renunciare a ti.
Porque tu sonrisa siempre estara.
En mi mente y memoria.
Construyamos recuerdos de nosotros.
Guardemosla en fotografias.
Dentro del latido de nuestros corazones.
En lo mas profundo de nuestras almas.
Donde nuestros ojos nunca se cierren.
Los corazones nunca se rompan.
Y los tiempos se congelen.
Por el resto de nuestras vidas.

Si te gustó, ¡compártelo!

Be Brave

Carta

Voy y me prometo que voy a ser fuerte,  quizá por eso todos se sorprenden de mí, en verdad no ven todo lo que cuesta… en verdad no soy fuerte, te veo y me derrito, te veo y se me olvida que hay una línea entre nosotros, se me olvida que ya no te besare más, que ya no te tendré entre mis brazos, que por más valiente que pueda ser no ha habido forma de rescatar la historia de nuestro amor.

Nunca imagine que acabaría por buscar olvidarte, nunca pensé que correría por las calles de mi mente escapando del recuerdo que mejor se siente, huyendo del día en que me preguntaste si quería estar contigo a pesar de todo,  es hasta cómico pensar en que un recuerdo tan bello, tan alegre me produzca tal revoltijo en el estómago;  pareciera que tengo síntomas de abstinencia. Que locura escribirte sin decírtelo, que sinceras palabras, que cobardes palabras, que no salen de mi boca jamás al estar frente a ti, solo me callo y me guardo las ganas de hacerte el amor de mi vida; me callo y me guardo las ganas de aferrarte a mí.

Sueño con tu indiferencia, sueño con ser tú y ser fuerte para dejarlo ahí.

¿Qué más quieres que diga? Todos los días se trata de ti, de tu sonrisa, de nosotros siendo simples, siendo felices, de tu haciendo tu pregunta, diciéndome que me amas, luego volviendo para desarmar mis expectativas, cambiando tu mirada, Dios, ¡Que decidido estabas ese día! No sé cómo lo haces para poder irte así… ¿Por qué quieres estar conmigo si en verdad no quieres? ¿Cómo quieres que te entienda? ¿Alguien está pasando por esto?

Esta es una carta algo dura…

¿Qué debo hacer?, yo solo te amo tanto que no tiene sentido ni para mi…

Sabes, arde hasta respirar, quisiera conocerte mejor, o mejor no conocerte más, no quiero vivir confundiéndote, estás tú en mis recuerdos, y también estas tu decidiendo que hacer, y en verdad no puedo dejar de amar todas esas versiones de ti. ¿Sera posible todo esto? Al final sé que es lo correcto, también sé que no es tu culpa ni la mía. Solo me queda seguir intentando ser fuerte.

Si te gustó, ¡compártelo!

La Pregunta De La Eterna Libertad

 

paz, belleza, libertad
Naturaleza

La pregunta de la eterna libertad, diosa codiciada por todo hombre terrestre.

Pasamos una vida buscando en vano, ojos abiertos, bocas sedientas.

Pasamos una noche llorando en silencio, callando todo lo perdido, a la luz de las velas de un sueño sin igual.

Eres día entre las montañas, brillas en el halo del amanecer.

Creces como rayo de penumbra, olvidando lo que ya no es.

No vives sino por aquellas voz que canta en el cielo,

el himno que suena entre tus paredes.

Se libre, pequeño ruiseñor.

Se libre como aquel de cielo abierto

alas extendidas, volando hacia la noche

sin miedos ni temores.

Se libre como quién ama a la vida

quién escucha las plegarias de pobres desgraciados.

Se libre, brillante fuego,

Se libre hacia la eternidad.

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!

Despedida. Parte 1

Día, noche, madrugada
el día de indiferencia, la noche de pelea, la madrugada de despedida
Cada momento originando una brecha, que nuestro amor no fue capaz de reparar, tomando caminos separados, llevando consigo los recuerdos de lo que ya no seria mas, de ese amor que alguna vez existió, tú te alejabas sin voltear, yo te observaba tratando de entender, susurro entraban y salían, consiente de que no volverás mi orgullo te dejaba, pero mi corazón te espera.

Si te gustó, ¡compártelo!