Archivo de la etiqueta: hadas

Mi Gran Fantasía.

Mi nombre es Aleida y vivo en un pequeño pueblo llamado Marken situado en Holanda, mi padre Adriaan tiene su propia fábrica de zuecos donde me gusta ver como todas esas personas realizan cada trabajo, mi madre Lorelay falleció cuando yo tenía apenas 5 años mientras viajaba en un avión a parís.

Cuando mi papá termina su trabajo nos vamos a casa, aunque queda muy cerca a mí me gusta irme muy rápido en mi bicicleta mientras mi papá corre atrás de ella diciendo que me puede alcanzar. Cuando llegamos a casa me gusta que mi papá me cuente historias de cuando él era pequeño porque son interesantes y divertidas.

Un día mientras salía al jardín vi que apareció algo pequeño entre las flores, me acerque a ver qué pasaba porque normalmente no hay insectos en mi jardín, cuando quise asomar mi cabeza entre los tulipanes salió disparada un hada; en Marken cuando una persona muere tiene que prepararse para poder convertirse en hada, en este caso fue mi mamá que ya estaba lista para visitarme ¡estupendo! cuando la vi me llene de felicidad porque eso quería decir que ya se quedaría acompañándome siempre así que corrí a decirle a mi padre, él se sorprendió mucho y soltó en llanto, después, platicamos hasta que tuvimos que ir a dormir, ella me llevo a mi cama y me dijo que por las noches tenía que volver al mundo de las hadas pero que temprano volvía a casa. Al día siguiente, justo como lo prometió, volvió muy temprano a casa, jugamos durante todo el día, la verdad es que nunca había estado tan feliz, mi papa comenzaba a contar historias de cuando se enamoró de mi madre y ella solo sonreía y sus mejillas se sonrojaban como un tomate, así pasaron los años y mi madre nos acompañaba a todas partes, la gente se alegraba mucho de verla porque ella en vida fue una persona maravillosa.

Un día, fuimos muy temprano al bosque a recolectar madera, a mí me gustaba pasear por el bosque porque encontraba muchos animales pero esta vez vi una casa hecha de madera, se veía muy abandonada así que entre a explorar; el techo tenia alas colgando por todas partes, me asuste tanto que me salí corriendo cuando de repente vi que venia alguien hacia mí, tropecé con un tronco, voltee y era una bruja, volví a correr lo más rápido que pude pero me alcanzo hasta mis padres, cuando vio que mi madre era un hada inmediatamente le arrebato las alas y desapareció.

Camino a casa apareció un hada, nos dijo que mamá no podía estar en la tierra si no tenía sus alas y se la llevó, ni si quiera pude despedirme.

Dure mucho tiempo queriendo negociar con la bruja pero ella no accedía, decía que las alas de hadas eran muy preciadas para ella y me corría, yo seguía insistiendo día con día pero ella, que era una mujer sin corazón no le importaba ni mi llanto.

Papá se veía muy deprimido, cada vez comía menos y decía que tal vez no volvería a verla nunca, fue adelgazando mucho. Nos gustaba construir cosas juntos con tela, piedras, dulces, lo que sea que encontráramos para poder distraernos; un día tuvimos una gran idea, era un nuevo proyecto de construcción, el trabajo era muy pesado pero valía la pena cada segundo que estaba con él y el propósito por el que lo hacíamos. Duramos casi un año en terminar, eran unas alas gigantes pero faltaba lo más importante, hablar con mab el hada Reyna; para ello teníamos que hacer florecer un tulipán negro y eso es muy difícil ya que debemos sembrarlo en el bosque Breda sin dejar de vigilarla ya que requiere mucha paciencia y cuidado para que florezca más rápido. Nos fuimos a acampar al bosque y duramos una semana hasta que floreció, llego mab y le mostramos las alas, se conmovió tanto de nuestro esfuerzo por ver a mi madre que decidió hacernos un trato; ella le pondría esas alas a mi madre y la dejaría en tierra para siempre pero tendría que convertir a mi padre en duende ya que un hada únicamente puede vivir en tierra si tiene un duende como protector, el único problema era que ya no podría trabajar en su fábrica y a mí me faltaba un año para cumplir mi mayoría de edad, solo hasta entonces yo podría dirigirla. Mab dijo que hasta que yo pudiera dirigir la fábrica nos dejaría verla 3 horas en el día, mi papá dijo que el vendería la fábrica a un precio alto, así con ese dinero vivir un año y hacer un negocio en casa para que yo pudiera trabajar, a Mab le pareció justo el trato y aceptó.

Mi madre estuvo de vuelta y mi padre se convirtió en un pequeño duende, yo me sentía muy feliz de verlos juntos y jugar con ellos.

Ahora que tengo mi mayoría de edad mi padre y yo construimos una cabaña para poder trabajar y ahí realizamos zuecos mientras mi madre los pinta y decora.

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi Dilema Sentimental

Me invade un vacío en el interior
que me impide descubrir quien soy
no se adonde voy
pero sé que todo irá peor

Si tan solo supiera
haría lo que sea
si él fuera como yo soy
tendría definido a donde con él voy

no sé si está bien
no sé si está mal
no sé si nací así
no sé si esto se formó en mí

es un chico creativo
que vive en un ambiente festivo
siempre anda de buen humor
siempre desea lo mejor

Tan dulce y gracioso
pero no siempre estudioso
si él fuera un Dios
yo sería su pastor

Queriendo siempre superarse
ser mejor que antes
tiene una gran viveza
y casi siempre acierta con certeza

Un poco flojo sin dudar
un poco travieso en verdad
pero tiene mente superior
que lo demuestra con amor

Cabello castaño y piel clara
con su boca yo anhelaba
sus manos son preciosas
y su risa, simplemente hermosa

No sé como me verá
tal vez como un compañero nada mas
pero lo que yo he empezado a sentir
ya se quedó dentro de mí

¡Qué puedo hacer!
¡No sé que rayos hacer!
Quisiera con él estar
pero mi mente tengo que despejar

¿Cómo reaccionaría él?
No lo sé ni lo quiero saber
solo espero que al final pueda sentir
el deseo de ser feliz

Si te gustó, ¡compártelo!

Lo Que Espero Con Él

Un intercambio de miradas,
¡Puede ser todo para mí!
Pero,¿Qué significará para él?

Es algo desesperante
es algo estresante
cuando no sabes la orientación de tu supuesto amor
y no deseas afrontar la verdad con el dolor

Lo vez tan alegre
y con una mirada de querer conocerte
yo deseo caerle bien
y que él piense lo mismo también
sin embargo a veces creo que quizás
yo le caiga mal y nada más

No lo puedo soportar
quiero saber la verdad y ya
pero soy incapaz
de ir a preguntar

Si tan solo él viniera a mí
y me dijera un “te amo”
eso superaría todos mis ánimos
aunque pueda ser aquello de mucho pedir
es aquel deseo que permite con mi ilusión seguir

Si te gustó, ¡compártelo!

Un Sentimiento Cercano

Cuando vez a la persona ideal
y caminando por la calle va
no sabes si debes decirle o no
no sabes si tu corazón el ganó

Lo vez, cada mañana
lo observas, siempre sentado alado de ti
cada clase, lo miras cuando está conversando
lo miras cuando está riendo
y lo único que deseas es que tú estés dentro de sus pensamientos

Esos escasos momentos en el que te dirige la voz
sientes como si eso fuera lo único que deseabas
esos momentos en el que cuando tú o él hablan
no importan las palabras
solo los sentimientos y ya

Solo quieres que él lo descubra
deseas que con sus besos tu vida se abra
imaginas los mejores momentos con él
y piensas que sueñas mas de lo que en realidad se puede ver

¡ Qué importa si exageras!
¡ Qué importa si es una locura!
La inmensa y adorable ternura
nunca nadie te lo quitará o borrará de tu mente

Piensas, sueñas con él
ansías un futuro con los dos juntos
anhelas momentos eróticos donde el protagonista él sea
son todos esos momentos que tú simplemente deseas

Si te gustó, ¡compártelo!

Mi Cuento De Hadas

Una tarde más en el colegio, una tarde más común y corriente en la primera clase de la jornada. Pero algo no está bien en mí, siento algo raro, me siento distraído sin ánimos de estudiar. No era algo raro en mí, ni en esa clase, ya que era la clase de español y aquella profesora se había ganado una famita de aburridora, pero bueno eso no entra al caso.

Siendo la una en punto (1:00 pm). La profesora se acerca a nosotros como es de costumbre cuando se trabaja en grupo en su clase. Al ella acercarse a nosotros y sentarse a nuestro lado, más exactamente a mi derecha, ella noto que algo me acongojaba, bueno no estaba prestando atención y no estaba aportando ideas a la clase y eso era más que obvio. La profe me pregunto qué me pasaba pero le respondí con evasivas y tras ella insistir le dije que sentía algo raro que no me podía concentrar en la clase, que eso que sentía era como si algo malo le estuviese pasando a alguien muy cercano a mí, de repente me di cuenta que ella no se encontraba presente en el salón, me pare y pregunte a una de sus grandes amigas por ella, le pregunte que si sabía algo de ella si la había llamado, o ella le había contactado, y recibiendo una respuesta negativa por su lado la preocupación se acelero en mi.

Seguir leyendo Mi Cuento De Hadas

Si te gustó, ¡compártelo!